Bárbara Ester
Alainet - 11/01/2018
El escenario político para los comicios presidenciales de 2018 en México está servido sobre la mesa. Las candidaturas de los partidos de mayor peso electoral ya han sido definidas. El 1 de julio serán electos, además, los 128 miembros del Senado de la República, los 500 integrantes de la Cámara de Diputados y los gobernadores de nueve Estados –entre los que destaca Ciudad de México, la cual estrenará su recién creada y controvertida Constitución-. Cabe señalar que las elecciones de este año serán las más grandes del país, debido a que por la homologación de los calendarios electorales se definirá el mayor número de cargos de su historia.

1954 - 24 de agosto - 2017

A sesenta y tres años de su legado la lucha continúa

De visita por el Palacio de Catete, Museo donde años atrás funcionó la casa de gobierno en Río de Janeiro, hasta que se mudó para Brasilia.

Al escuchar por los audífonos las historias de su construcción y de quienes fueron los presidentes que desde allí gobernaron a este gran País que es Brasil, me picó el interés de investigar y profundizar un poco sobre un Presidente llamado Getulio Vargas, que se suicidó dejando una carta impactante por la similitud con nuestros días y del cual tengo algunos recuerdos de las cosas que se comentaban en la prensa de los años 53 y 54, más los comentarios de mi viejo que también rezongaba con los diarios por no contar la realidad, y todo se decía a medias tintas.

Me impresionó la elocuencia de su carta dejada para la posteridad y encontrada junto a él luego de su suicidio.

ALAI AMLATINA, 03/08/2017.- La crisis humanitaria en los países centroamericanos del Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) podría recrudecerse durante la presidencia de Donald Trump, quien desea incrementar la deportación de inmigrantes ilegales y detener el flujo migratorio proveniente de Centroamérica por medio de la construcción de un muro fronterizo, la firma de acuerdos de seguridad y la reducción de la ayuda económica.
La administración de Donald Trump deportó, en sus primeros cien días de gobierno, a 56,315 inmigrantes ilegales, cantidad que se encuentra por debajo de las deportaciones realizadas por el ex presidente Barack Obama durante el mismo período en 2016[1]. A diferencia del gobierno anterior, el arresto de inmigrantes ilegales para proceder después con su deportación creció sustancialmente, lo cual allanó el camino para la expulsión masiva de centroamericanos.
La deportación masiva de inmigrantes centroamericanos, sin embargo, tiene el potencial de debilitar el poderío de la industria estadounidense de alimentos, ya que no contaría con una mano de obra sobreexplotada que continuamente necesita renovarse con cuadros jóvenes por las condiciones inhumanas en sus lugares de trabajo. El conflicto se ha resuelto hasta el momento por medio del otorgamiento de visas de trabajo para el sector de la agricultura, pero evidentemente no alcanzarán a cubrir a todos los trabajadores centroamericanos[2].

ALAI AMLATINA, 13/03/2017.- La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) planteada por el presidente Donald Trump avizora fuertes tensiones con el gobierno de Enrique Peña Nieto, cada vez más incompetente para establecer nuevas relaciones de comercio, finanzas públicas y seguridad nacional a favor de los mexicanos.
Los colaboradores de Donald Trump explican que la negociación del TLCAN resultó un fracaso rotundo para Estados Unidos y necesita replantearse para conseguir un acuerdo equitativo, puesto que incrementó el déficit comercial con México hasta 61,000 millones de dólares y destruyó 700,000 empleos[1].  
La estrategia de Donald Trump apunta a negociar directamente con las empresas estadounidenses del sector automotriz a fin de incrementar las inversiones realizadas en territorio norteamericano a través de la amenaza de imponer un arancel de 35% y la concesión de disminuir la tasa del impuesto federal a 15% para las corporaciones norteamericanas.
Por otro lado, las amenazas persistentes a las grandes empresas automotrices (General Motors, Ford, Toyota) de imponer un arancel de 35% por parte de Donald Trump terminaron por debilitar el poder de negociación del gobierno mexicano que se encuentra incapacitado para defender la estabilidad del tipo de cambio peso/dólar.
En respuesta, el gobierno mexicano podría establecer contramedidas en el plano comercial por medio de la imposición de aranceles sobre varios productos en contra de Estados Unidos en razón de la violación de los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio para poner fin a las medidas ofensivas por parte de Washington.

La Jornada 15-03-2017

Una vez más el neoliberalismo quiso   presentarse como panacea para resolver los problemas de países latinoamericanos. Y una vez más produce desastres y no soluciones.
Países que todavía se plantean ese dilema –como Ecuador ahora, en segunda vuelta– no necesitan mirar hacia su pasado y compararlo con su presente. Basta mirar hacia los desastres provocados por los gobiernos de Mauricio Macri y de Michel Temer para ver los riesgos que la restauración liberal presenta. Mirar hacia la peor crisis de la historia argentina a comienzos del siglo, cuando el modelo neoliberal explotó de manera espectacular, y la recuperación formidable del país promovida en contra de las políticas neoliberales por Néstor y Cristina Kirchner. Ver lo que era Brasil, el país más desigual del continente más desigual de mundo, antes de los gobiernos de Lula y de Dilma, y los gigantescos avances que tuvo el país con esos gobiernos.