José Toledo Alcalde
28/01/2019

El pasado 26 de enero en la ciudad de Huancayo, Valle del Mantaro, zona central del Perú, se llevó a cabo el histórico Encuentro de Organizaciones de Izquierda “Voces del Cambio” donde participaron organizaciones políticas como: Perú Libre, MAS Democracia, El Movimiento Nuevo Perú, el Partido Comunista Peruano, Frente de Integración Regional – FIRME y el Movimiento Mi Región Puno. Agrupaciones políticas las cuales se plantearon como objetivo iniciar el dialogo con miras a la construcción de un proyecto democrático, popular y ciudadano que le ofrezca al país una alternativa política y una salida democrática y constituyente a la crisis actual.1

En la actual coyuntura de extrema crisis por la cual atraviesa el Perú el encuentro de las izquierdas se presenta como la única alternativa viable contraria al modelo neoliberal. Fallida maquinaria neocolonial de naturaleza infame. Laboratorio político desestabilizador y trasgresor de la soberanía, independencia nacional y libre autodeterminación de los pueblos así como del principio al respeto de los Derechos Civiles y Políticos, Económicos, Sociales, Culturales y de los Pueblos Indígenas. La paradoja consiste en que el poder del control y dominio en el Perú se ejerce desde la misma jurisprudencia constitucional de facto del 93’ desde donde todos los gobiernos de turno se han puesto al servicio de los grupos de poder nacional y extranjero legitimando la institucionalización de la corrupción desde la “defensa al orden constitucional” que dio luz verde al saqueo y crimen sistemático (Odebrecht y muchísimo más).
 
El Encuentro de Organizaciones de Izquierda “Voces del Cambio” finalmente materializó el clamor histórico de los pueblos excluidos del Perú asumiendo la refundación de la república como la vía inevitable del inicio de todo cambio estructural y la vuelta de página no de 200 años sino de 495 años de estafa, saqueo, impunidad y genocidio (1524-2019): La constitución de 1993 ha jugado un rol estructurador del modelo económico que ha propiciado el surgimiento de crisis entrelazadas de carácter sistémico, moral y ético. En este panorama de caos urge la construcción de un nueva constitución, como un proceso que nazca desde las bases y la ciudadanía que recoja el anhelo y los sueños de las clases populares de lograr un país distinto, el momento constituyente en donde nos encontramos exige la participación de las fuerzas de izquierda y progresistas para la inauguración de una nueva república de ciudadanos y trabajadores.
 
Desde esta necesaria construcción de la partida de nacimiento del Nuevo Perú, la nueva república con seres humanos dignos y soberanos, el Encuentro de Organizaciones de Izquierda “Voces del Cambio” propone direccionar la política de Estado en la búsqueda de superar la desigualdad, lograr una vida digna, recuperar la soberanía sobre nuestros recursos, desarrollar el agro, la economía campesina, la seguridad alimentaria, la defensa de los derechos humanos, la libertad de expresión, la igualdad de género, defender la autodeterminación de los pueblos, derrotar a la corrupción y la impunidad, en suma derrotar al neoliberalismo.
 
Otro aspecto importante del Encuentro de Organizaciones de Izquierda “Voces del Cambio” fue trascenderse a sí misma. Las izquierdas reunidas en el fértil e histórico Valle del Mantaro trascendieron el espectro dogmático y sectario atribuido a los movimientos de izquierda históricamente. Las “Voces del Cambio” han dejado en claro su deseo de hacer historia desde, para y con los verdaderos sentimientos del pueblo sin estafa, saqueo y traición: Este proceso se dará sobre la base del respeto y la confianza mutua, la tolerancia, el ejercicio de la paridad y la alternancia, entendiendo la unidad de manera más amplia posible, es decir más allá de la izquierda articulando con las organizaciones sociales, sectores populares, sectores progresistas y patrióticos, movimientos descentralistas, movimiento andino y amazónico, sectores de mujeres, sectores productivos, agrarios y otros sectores de la ciudadanía entre ellos los jóvenes, los movimientos por la diversidad.
 
Este histórico encuentro de unidad en medio de la diversidad, de profundo sentimiento democrático, cívico y patriota reconoció el rol fundamental del movimiento ciudadano indignado. El Manifiesto VOCES PARA CAMBIAR EL PERÚ más allá de ser una sesuda declaración de principio de perfil ideológico se convierte en la plataforma de encuentro y construcción de esperanza de la ciudadana del Buen Vivir (Sumaq Kawsay) con paz, soberanía y justicia social.
 
Encuentro que manifestó como declaración de principios el reconocimiento de los enemigos de la patria con nombre y apellido: Tras la caída de PPK y la llegada de Vizcarra al gobierno se evidenció la corrupción que representa el fujimorismo, el aprismo y los lobbies mafiosos reunidos en la Confiep que capturaron el estado; pero también el continuismo neoliberal que pretende el actual gobierno profundizando aún más la flexibilización laboral, buscando imponer proyectos extractivos, entregar nuestros recursos naturales y energéticos, quitando competencias a los gobiernos descentralizados, continuando con un esquema tributario favorable a las grandes empresas, y permitiendo que las mujeres sigan muriendo víctimas del feminicidio.
 
Los allí presentes asumieron la responsabilidad de discutir, sistematizar y organizar líneas políticas de cara –y no de espaldas– a las angustias y esperanzas de un Perú profundo y de Todas las Sangres traicionado y desangrado históricamente. Es así como este primer peldaño en la búsqueda de la unidad en medio de la diversidad de las izquierdas en el Perú se convierte en la esperanzadora plataforma de participación ciudadana donde ningún segmento de la sociedad debiera dejarse de lado. Gran reto histórico romper moldes criminales de gobernabilidad contando con la decencia como aliada incondicional desterrando, sin opción a dudas, cualquier tipo de oportunismo, nepotismo, favoritismo, amiguismo y demás vicios corruptibles los cuales han hundido al Perú en el más hediondo periodo de su vida colonial y republicana. Por el Nuevo Perú de mujeres y hombres nuevos, el Encuentro de Organizaciones de Izquierda “Voces del Cambio” concluyó su manifiesto haciendo el llamado a todo el pueblo peruano a cambiar la historia, a organizarnos y movilizarnos contra la corrupción y la impunidad, en defensa de los derechos laborales y ciudadanos.
 
27 de enero de 2019
José Toledo Alcalde
Lic. Teología y Mg. Terapia Física
 
1 Manifiesto de Huancayo. VOCES PARA CAMBIAR EL PERÚ, 26 de enero de 2019 (Texto resaltado).
 
https://www.alainet.org/es/articulo/197800