Asamblea General de la ONU, intervención del Presidente Nicolás Maduro: Venezuela es víctima de una agresión permanente
26/09/2018  Resumen Latinoamericano

El jefe de Estado reiteró que intereses extranjeros intentan detener el curso de un proyecto revolucionario que se basa en la reivindicación social del pueblo.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este miércoles que su país es víctima de una agresión permanente en el ámbito económico, político y mediático, impulsada por el Gobierno estadounidense de Donald Trump.
En el marco de la 73° sesión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebrada en Nueva York, el mandatario indicó que “Trump arremetió una vez más contra el noble pueblo de Venezuela, enarbolando la doctrina que hace 200 años fundó el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.)”.
 
Además, reiteró que su proyecto de Gobierno es autónomo, basado en la democracia y en la reivindicación social, pero intereses extranjeros “quieren detener el curso de un proyecto Revolucionario”.
Sobre las declaraciones del presidente Trump, insistió en que Venezuela es un país acosado y agredido, sometido desde hace dos años a una persecución mediante el bloqueo económico impuesto por EE.UU.
“Venezuela no puede negociar ninguna transacción internacional a través del dólar (…) es sometida a un conjunto de sanciones económicas, ilegales y unilaterales”, precisó.

Al respecto, habló sobre el nuevo plan económico implementado para contrarrestar el bloqueo y las sanciones impuestas por EE.UU., medida que se suma al impulso de otros sectores productivos del país suramericano.
“Venezuela posee importantes riquezas naturales y mineras”, aseveró el jefe de Estado al comentar que, según los estándares internacionales, certificarán sus reservas de oro como la primera en el mundo y pronto harán lo mismo con el gas, siendo la cuarta reserva.

Por otro lado, denunció ante la ONU que el atentado terrorista frustrado contra el alto mando del Gobierno venezolano fue planificado en EE.UU. y solicitó apoyo a las Naciones Unidas para investigar el hecho.
“(Trump) amenazó a los Gobiernos del mundo con someterse a sus designios y a sus órdenes o ellos actuarían en consecuencia”, rememoró
Invisibilización de crisis

En su intervención, el líder revolucionario cuestionó que Estados y organismos internacionales hagan invisible problemáticas internacionales como la crisis migratoria que ocurre en Centroamérica, en África y en Europa.
“No se quiere hablar de la situación real de los migrantes latinoamericanos y caribeños en la frontera con México. No se quiere visibilizar la gravedad de la crisis migratoria provocada por la destrucción de Libia. (Es) el mismo esquema de las armas de destrucción masiva en Irak”.

Además, denunció que intentan crear un expediente para justificar “una intervención internacional, militar de control de nuestro país (…) para pretender una crisis humanitaria que utiliza los conceptos de Naciones Unidas para justificar una coalición de países” en su contra.
 
Disposición al diálogo
El jefe de Gobierno hizo énfasis en su disposición de hablar de cualquier tema con el presidente estadounidense pues “Venezuela promueve y practica el diálogo político y la solución de conflictos internacionales a través del entendimiento, no de la fuerza”.
“Yo, Nicolás Maduro, estaría dispuesto a sentarme a dialogar con el presidente de EE.UU. si fuera necesario”, aseguró el mandatario en un contexto de agresión del Gobierno de Donald Trump contra Venezuela.
Solidaridad internacional

Expresó el respaldo a la lucha de Palestina por sus territorios; hizo un llamado al cese del bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba “que ahora pretenden aplicar también contra Venezuela”.
El presidente refirió la decisión de Trump de recortar “ayudas directas de EE.UU. o el bloqueo de ayudas internacionales para los pueblos del mundo que lo necesitan”, una manera de coaccionar sus acciones.

FRASES DEL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO DURANTE LA 73 ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

 Hemos sido convocados para trabajar y tratar un tema vital que ha sido titulado “Conseguir que la ONU sea pertinente para todos”, un objetivo noble y elevado.

 Estamos seguros que el siglo XXI marcará la pauta de procesos de liberación humana y política, de liberación de los pueblos que tendrá importantes impactos en el devenir de la ONU.

 Venezuela hoy viene a decir su verdad (…), traigo la voz de una patria que se ha negado a rendirse a lo largo de la historia ante la injusticia y ante los imperios.

 Traigo la voz del pueblo que tiene el honor de ser la cuna del gran libertador Simón Bolívar.

 Venezuela es cuna y a la vez escuela de valores republicanos.

 El presidente de EE.UU. de Norteamérica arremetió una vez contra el noble pueblo de Venezuela, enarbolando la doctrina que hace 200 años fundó el imperio de Estados Unidos.

 Venezuela es víctima de una agresión permanente en lo económico, en lo político, en lo diplomático, en lo mediático por parte de quienes gobiernan los EE.UU. de Norteamérica.

 Enarbolan la doctrina Monroe para justificar desde el punto de vista ideológico, político y diplomático la agresión contra nuestra amada patria.

 En lo económico Venezuela ha sido sometida en los dos últimos dos años a una serie de medidas ilegales, unilaterales, de persecución económica (…), se nos ha impedido la utilización de la moneda internacional el dólar.

 Se ha fabricado por distintas vías una crisis migratoria que se cae por su propio peso, que pretende desviar las verdaderas crisis migratorias que hay en el mundo.

 No se quiere hablar de la gravedad de la crisis migratoria provocada por la destrucción de Libia por parte de la OTAN.

 Ayer fuimos testigos de cómo el presidente de EE.UU. hizo amenazas directas de retiro de ayudas y de los sistemas internacionales de apoyo y de auxilio para los gobiernos y pueblos del mundo que lo necesitan.

 El presidente de EE.UU. amenazó a los gobiernos del mundo con someterse a sus designios, a sus órdenes y a colaborar con sus políticas en el sistema de Naciones Unidas o ellos actuarían en consecuencia.

 Quiero pedir al sistema de Naciones Unidas que se nombre un delegado especial que conduzca una investigación independiente de carácter internacional, sobre las implicaciones y responsables del atentado terrorista del pasado 4 de agosto.

 A pesar de las inmensas diferencias históricas, ideológicas, sociales (…), a pesar de todas las diferencias yo estaría dispuesto a estrechar la mano del presidente de EE.UU. y a sentarme a dialogar sobre los asuntos de las diferencias bilaterales y de la región.

 Son los que tienen diferencias en este mundo los que tienen que poner sobre la mesa su buena voluntad (…), ha dicho el presidente Donald Trump que está preocupado por Venezuela, yo estoy dispuesto a hablar con agenda abierta sobre todos los temas.

 Venezuela es un país que propugna y se compromete en la construcción de un mundo multipolar, pluripolar y multicéntrico.

No hay un solo modelo económico, no podemos permitir que se nos quiera imponer un modelo económico único, un pensamiento único.

 Hace 200 años nuestra región estaba plagada de colonia, hace 100 años pugnábamos como pueblos por la libertad y hoy en el siglo XXI ha llegado la oportunidad.

 Hoy Venezuela está más fuerte que nunca, hemos sabido resistir, estamos de pie y dispuesto a seguir avanzando en la construcción de un modelo social propio, el de la revolución socialista del siglo XXI, lo decimos a los cuatro vientos.
 Confió en el ser humano y el futuro de la humanidad (…), desde Venezuela le decimos a la ONU confiamos en los ideales nobles del pueblo venezolano que no se rendirá.
 
Fuente: TeleSur/ RT/ Agencias