9 octubre 2015 | 10  Cuba Debate

Bajo el gobierno de Evo Morales las transformaciones revolucionarias que han tenido lugar en Bolivia desde el año 2006 resultan muy significativas por su exitoso resultado, basado en una notable creatividad y eficiencia socioeconómica, lo que ha representado un antes y un después en la historia del país.
Si se examina esa historia, desde la época colonial la economía boliviana evolucionó primero a partir de una estructura monoproductora basada en la minería de la plata y el estaño, pasando después a la explotación de los hidrocarburos desde la primera mitad del siglo 20, unido a una agricultura de subsistencia que solo comenzó a lograr una limitada diversificación en el oriente boliviano después de la Segunda Guerra Mundial. El escaso avance económico logrado se dio –además- en medio de una brutal estratificación social, donde la explotada población originaria carecía de los derechos más elementales, en un medio con una baja densidad demográfica y una ubicación geográfica que propiciaba el aislamiento del país.
A lo anterior habría que añadir la gran inestabilidad de los sucesivos gobiernos bolivianos, con una historia plagada de asonadas militares y dictaduras de todo tipo, así como una desafortunada presencia de guerras con estados vecinos por disputas en torno a recursos naturales, que llevaron a Bolivia a perder partes sustanciales del territorio nacional. De tal modo ocurrió con la Guerra del Pacífico librada contra Chile en 1879, que dejó a Bolivia sin acceso al mar, o la Guerra del Chaco que enfrentó a Bolivia con Paraguay entre 1932 y 1935 al costo de 60 000 muertos y con pérdida igualmente de territorios valiosos en recursos de diferente naturaleza.
En medio de ese complejo devenir histórico, se incrementó la lucha de los trabajadores mineros y las fuerzas más progresistas de entonces, lo que condujo al triunfo de la Revolución nacionalista de 1952 a partir de la cual se desarrolló una reforma agraria y se nacionalizó la minería, al tiempo que se fortalecía el papel del Estado en la economía nacional. Sin embargo, estas transformaciones parciales perdurarían poco tiempo, pues ya a mediados de los años 60 nuevos gobiernos militares y oligárquicos revirtieron los limitados avances logrados.

Paraninfo de la Universidad de la República Oriental del Uruguay
Homenaje a José Luis Massera
6 de noviembre de 2015


"....Entonces yo, en menor escala al igual que él, yo matemático; al igual que él comunista también yo y al igual que él también preso yo. Entonces uno no puede dejar de tener empatía e identificación hacia un hombre gigante como fue Massera, frente al cual uno, en la pequeñez de su vida encuentra un horizonte, encuentra un destino, encuentra un ícono al cual seguir. ..."

Muy buenas noches a todos y todas. Un saludo muy cariñoso a todas las personas que se hicieron presentes, el día de hoy, viernes, al inicio de un largo fin de semana, cuando la mayor parte de las personas están yendo en búsqueda de la playa y nosotros todavía no, pero ya pronto. Un saludo muy respetuoso, muy cariñoso, al vicepresidente de la República hermana de Uruguay, compañero y hermano Raúl Sendic, hoy presidente en Ejercicio, agradecer a la ministra que nos ha acompañado, a los senadores, a los miembros de la central de trabajadores, a los invitados e invitadas, a los miembros de la dirección del Partido Comunista del Uruguay, al hermano y compañero Jorge, al vicerrector, que nos ha recibido tan amablemente en este hermoso lugar, a profesores y estudiantes.

Tres coincidencias con Massera: matemático, comunista y preso.

X14011 - 2 de noviembre de 2014

(LA PAZ).- EL Vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, publicó, hoy, en el periódico La Razón, sus reflexiones al nuevo campo político que se desarrolla en Bolivia.
Unas semanas antes de las elecciones, Juan del Granado lanzaba la siguiente sentencia al Presidente Evo: “que prepare sus maletas para irse de Palacio”; por su parte, “Tuto” Quiroga, reafirmando que ganaría las elecciones, sermoneaba: “la biblia regresará a Palacio”. Sin quedarse atrás, Doria Medina vaticinaba: “iremos a una segunda vuelta y ganaremos”. Sin embargo, al final el MAS se llevaría la victoria con el 61,4 % de los votos, lo que significa que más de tres millones de personas habían derrumbado las ilusiones del bloque opositor.
A la luz de estos resultados democráticos, se pueden observar tres nuevas características dentro del campo político boliviano.

X14006 ALAI AMLATINA, 13/10/2014.-  El proceso de cambio en Bolivia consolida su avance con los resultados de las elecciones del 12 de octubre y Evo Morales se convertirá en el Presidente que más tiempo ha gobernado Bolivia. Ni un solo reproche a un Presidente forjado en las luchas antiimperialistas, anticoloniales y anticapitalistas que en la noche del triunfo electoral tiene la humildad de dedicar la victoria a un Fidel que seguro estaba viendo el discurso con una sonrisa en los labios y un Chávez que estaba muy presente en todos los que celebramos la victoria en la Plaza Murillo.

Bolivia - Derrotar e incorporar en el proceso boliviano; una lectura de la hegemonía desde Lenin y Gramsci 
Katu Arkonada - 2014-09-30

Salvo el poder, todo es ilusión 
Vladimir Ilich Lenin

Bolivia vive una campaña electoral en la que la polémica en torno a algunos candidatos que no vienen de la militancia en organizaciones sociales o incluso con un pasado en la derecha ha sido solventada por el Vicepresidente Álvaro García Linera con una referencia a la construcción de hegemonía y la necesidad de derrotar e incorporar al enemigo: “No olviden, siempre hay que sumar a Lenin con Gram­sci, al adversario hay que derrotarlo, eso es Lenin; Gramsci, al adversario hay que incorporarlo, pero no se incorpora al adversa­rio, en tanto adversario organizado, sino en tan­to adversario derrotado.”