Cuando el gobierno está al alcance de la vista como una playa para un barco que se acerca luego de un largo derrotero, sería estúpido, criminal o suicida perder de vista el objetivo y naufragar en las pocas disidencias internas. Hacia la victoria: el pueblo unido, jamás será vencido.


Rodney  Arismend

 Nuestra América

Martí + Che + Otro mundo es posible + Uruguay        

 Rodney Arismendi


Index
Biografía 
Problemas de una Revolución Continental
Para un Prontuario del dólar
Selección de textos: Construcción de la unidad de la izquierda
XVI Congreso del PCU - 1955

XVII Congreso del PCU - 1958
Marx y los desafíos de la época -1983

XVII Congreso del PCU - Agosto de 1958

   "Hoy se sitúa en primer plano, como una cuestión vital, el obligar a los imperialistas yanquis a retroceder y a retirar las tropas del Medio Oriente. La Asamblea de la ONU es decisiva y en ella el voto de las delegaciones latinoamericanas posee una importancia fundamental para la suerte de la paz. Ya Dulles en sus declaraciones de Brasil acelera los manejos e intensifica  la presión para hacer marcar el paso a los delegados gubernamentales de Latinoamérica a favor de la agresión, ante un mundo que en Europa, Asia y Africa, lo condena."
....................
   "Frente a esta situación, asistimos a un despertar creciente de los pueblos de América Latina. El crecimiento de las luchas de clase obrera, bajo la forma de pujante movimiento huelguístico, las acciones campesinas en distintos países, la militancia democrática de los estudiantes e intelectuales, el desenvolvimiento de la conciencia patriótica, han escrito en todo este período páginas de gran combatividad. La caída de varias dictaduras al servicio del imperialismo, particularmente de Venezuela, el avance democrático en Argentina, la lucha heroica del pueblo cubano, la consolidación de la unidad obrera y antiimperialista en Chile, el desarrollo de las luchas nacionales en Brasil, el repudio general al imperialismo yanqui que Nixon comprobara en carne propia, están señalando una nueva situación en el continente."
.................................
  "Dicho de otra manera, la ruta del desarrollo económico progresista de nuestro pueblo y de la democracia, cruza por la independización de la política exterior de nuestros países, rompiendo las mallas de las obligaciones bélicas norteamericanas y contribuyendo a la paz del mundo.
  La realización de una política exterior  independiente es una aportación a la paz mundial, pero el esfuerzo hacia la distensión internacional y la coexistencia pacífica facilitan a la vez tal conducta independiente de las relaciones exteriores."
...............................
   "La existencia del campo socialista encabezado por la Unión Soviética, asegura la posibilidad  de extender libremente  un comercio igualitario, de lograr materias primas e instalaciones industriales  y de tener acceso a la técnica más avanzada, con el fin de incrementar la industria, la ganadería y la agricultura, sin obligaciones de carácter militar y político.  La experiencia de los pueblos de Asia y Africa, la propia experiencia  latinoamericana en Uruguay, Argentina y otros países lo confirman de modo terminante.
   Este avance de los pueblos latinoamericanos, decisivo para la paz mundial, y que significaría un cambio radical en nuestros destinos, sólo podrá lograrse a través de una dura y obstinada lucha. En ella venceremos, si los pueblos latinoamericanos estamos unidos. El enemigo es común, el imperialismo norteamericano y los grupos vendepatrias  que lo sirven. Común es nuestra historia y comunes son los problemas que nos afectan. Dentro de la variada gama de situaciones nacionales, la historia nos ha situado en un mismo campo de batalla frente al imperialismo yanqui.
   El desarrollo de la unidad de la clase obrera, de los campesinos, de los intelectuales, de los pueblos en su conjunto, por todos los caminos. es sin duda la gran tarea de nuestro tiempo."
...................
  "A consideración del Congreso se encuentran dos documentos fundamentales: los proyectos de Declaración Programática y Plataforma política inmediata y de Estatutos. Ellos integran el balance de la actividad del Partido y serán el punto de partida de un nuevo período.
   El documento programático condensa el proceso ideológico y teórico – político realizado por el Partido durante casi tres años , o sea el esfuerzo por aplicar los principios universales del marxismo – leninismo a la realidad nacional , por resumir en fórmulas programáticas   – producto del análisis del curso histórico del país, del estudio  concreto de las relaciones  de producción y por ende de la correlación de las clases y de las fuerzas políticas -,  el camino de la liberación nacional y social de nuestro pueblo. Responde así a los principales interrogantes de la realidad nacional y expresa las mejores  aspiraciones de nuestro pueblo a la felicidad."
........................
  "Ambos documentos no surgen fortuitamente ni son la obra aislada de comisiones del Partido; son frutos del período intenso de elaboración ideológica y política vivido por el Partido a partir del XVI Congreso, que le ha permitido, a la luz de una autocrítica constructiva, comprender más su propia historia y recoger lo mejor de un pasado combatiente, orientado a forjar el partido de la clase obrera."
.................................
  " a) El Documento parte de que no habrá soluciones efectivas sin un cambio revolucionario de la estructura económica y social del país y del régimen político. Esta transformación es la revolución agraria y antimperialista. Esta caracterización de la revolución corresponde  al estudio objetivo de la realidad uruguaya y coincide con las indicaciones de Lenin acerca de la diferencia entre el carácter  de la revolución en los países imperialistas y aquel de los países dependientes  del imperialismo.
La persistencia de la opresión nacional y de tareas económicas - sociales de la revolución democrática – burguesa  en el aspecto agrario , definen el doble carácter de la revolución y de las fuerzas que se  le alinean."
......
  "b)......Los objetivos de la revolución consisten, primero, en la liberación económica total del país de la dominación imperialista; se asegura así una base sólida para una política consecuente de paz e independencia. De este modo, liquida a la vez, toda forma de subyugamiento a los monopolios imperialistas, particularmente norteamericanos y el conjunto de pactos y medidas políticas y militares que comprometen la República a la política bélica norteamericana. Los objetivos antiimperialistas (nacionales),  de la revolución se entrelazan con sus objetivos agrarios y antifeudales (democráticos): ........
   La revolución deja en pie y garantiza legalmente, en esta etapa, la propiedad de la burguesía nacional, de los agricultores y ganaderos no latifundistas y de los pequeños productores artesanos, comerciantes, talleristas, etc."
.......................
   " c) ....................El carácter ya señalado de la estructura económica condiciona la disposición general de las clases y capas sociales: por un lado un puñado de grandes terratenientes antinacionales; por otro, la mayoría de la población; la clase obrera, los campesinos, las grandes masas trabajadoras y la pequeña burguesía urbana, la intelectualidad, la burguesía nacional y todos los sectores patrióticos. ...........”La revolución nacional liberadora en nuestro país es una porción de la revolución antiimperialista de toda América Latina, en particular de los países del sur, la que se integra a su vez, en la revolución anticolonialista mundial. La dirección de la clase obrera eslabona esta revolución con la revolución socialista internacional."
.............................
   "d) La transformación radical de la estructura económica – social del país por la revolución agraria y antiimperialista sólo puede ser consecuente de un proceso histórico, de una muy amplia experiencia de las masas y de las distintas clases y capas sociales adversas  al imperialismo y a la minoría de grandes terratenientes y grandes  capitalistas vendepatrias. Se trata de una experiencia de multitudes, en cuyo centro  está, en primer término, la unidad de la clase obrera , la formación de la alianza obrero – campesina, el desarrollo de las luchas del frente único de todas las fuerzas sociales y grupos políticos interesados objetivamente en los fines de la revolución. La maduración ideológica de la clase obrera y la formación de un gran Partido Comunista son condiciones inexcusables en este proceso.
    La política de nuestro partido se subordina, y se integra en todas sus partes, a éste, nuestro objetivo estratégico y táctico fundamental: la formación del Frente Democrático de Liberación Nacional."
2. .............................
    “En los últimos años, las luchas de la clase obrera  en el país  se han señalado  por su importancia;  prácticamente han abarcado a la totalidad del proletariado. Decenas  de millares de obreros industriales y del transporte han ido a la huelga, han enlazado sus luchas con paros generales de solidaridad, han recorrido en marchas dramáticas, a pie, las carreteras del país, han utilizado múltiples formas  de combate desde los campamentos huelguísticos hasta las ocupaciones de fábrica. El despertar de la clase obrera ha llegado al campo y, por primera vez en la historia, obreros de los tambos, de las arroceras, de las plantaciones de remolacha, declararon la huelga. La organización se ha extendido a otros sectores  de asalariados del campo. Las luchas de los empleados públicos y privados, de los jubilados, de los estudiantes y maestros, de los médicos, de los campesinos, las protestas de los industriales, y comerciantes pequeños y mediano, etc., sumados a las movilizaciones obreras, indican que  una profunda inquietud social sacude  a la mayoría de nuestro pueblo."
.......................
    "La desocupación se extiende a nuevos grupos de la clase obrera y prácticamente un trabajador de cada tres se encuentra en la situación de desocupación parcial o total. La carestía de la vida que sube a saltos, reduce los salarios obreros y los sueldos de los empleados, profesores, maestros y demás sectores de las capas medias  laboriosas y vuelve aún más miserables las jubilaciones, pensiones y retiros. La pérdida de la tierra, las altas rentas y las condiciones ruinosas  que la especulación, los impuestos y la usura de los monopolios capitalistas crean  a los agricultores y ganaderos pequeños y medios, acentúan  el éxodo permanente de la población rural, que disminuye  año  tras año por la fuga de las familias de los asalariados, peones del campo, medieros, etc.  corridos por la miseria y por una vida sin horizontes  y que van a parar  al rancherío lindero de las ciudades, a engrosar las cifras de los desocupados.
    Los industriales y comerciantes pequeños y medianos, son a su vez golpeados por esta situación. El endeudamiento y la amenaza de la ruina los coloca más en manos de los bancos y de las minorías de grandes capitalistas; la desaparición de muchas pequeñas fábricas, particularmente de la metalurgia y del textil, y la reducción de turnos en otras, son señales de este estado de cosas."
 .......
    "Por lo demás, los índices generales permiten prever que la economía del país empeorará, golpeada por la crisis económica en desarrollo en los EE.UU. y cuyas consecuencias los monopolios procuran echar sobre los países coloniales y dependientes."
  .........
   "En el comercio exterior se expresan todas las contradicciones de nuestra economía dependiente del imperialismo. La caída de las exportaciones, particularmente de la lana, y de los precios de las materias primas se reflejarán más agudamente en la balanza comercial....
   El tema de la crítica situación económica de la República es hoy el comentario obligado de todas las fuerzas políticas ante la elección; de él parten las inculpaciones mutuas entre los partidos de las clases dominantes y es el caballo de batalla en la demagogia de ciertos sectores regresivos."
............
  La lucha contra estos sectores antinacionales se ve dificultada por la estructura de los partidos tradicionales. Si los César Batlle, Rodriguez Larrreta , y Cia., debieran presentarse aisladamente ante la República, a pesar de su poderío económico y de su “gran prensa”, serían barridos irremisiblemente. Pero ellos utilizan la estructura  de los partidos tradicionales parra supeditar  otras fuerzas políticas de la burguesía. Ejemplo de ello, nos lo otorga la conjunción formada bajo el nombre de “Unión Democrática”,   donde grandes capitalistas del grupo de Fernández Crespo, como Posadas Belgrano, enlazado al Swift, Coca Cola y otras empresas yanquis, se dan  la mano con los Rodriguez Larreta y Cía., poniendo a su servicio a ciertos sectores  burgueses y pequeño- burgueses de la lista “51”. Esta condición política es así un fenómeno negativo en la realidad nacional. "
..................

   "En la arena política actúa también la Unión Cívica, partido relacionado al Vaticano. En su vinculación a los Bancos norteamericanos y a grandes empresas financieras, y su política es de sumisión al imperialismo yanqui. Al denunciar este hecho, debemos procurar a la vez un lenguaje  de unidad con las masas católicas, como ya lo indicara el Partido en diversas oportunidades."
.........................
   "Pero, camaradas, la plataforma política que expresa  el sentido de este cambio de rumbos no podrá lograrse solamente con luchas aisladas. Reclama la unidad militante del pueblo, a través de su acción de frente único y sólo podrá triunfar por una dura y firme batalla. Esta deducción deriva de la propia naturaleza  del cambio que postulamos. No se trata sólo de arrancarle algunas reivindicaciones al actual gobierno o de continuar mejorando la situación política nacional. Equivale a una modificación cualitativa del actual cuadro político. Para ello  los sectores patrióticos y democráticos deberán pasar  a decidir en los destinos  de la República, es decir, aquellos hombres y grupos políticos dispuestos a enfrentar al imperialismo yanqui, a defender la soberanía y la economía nacionales, a transformar los representantes del Uruguay en la ONU en una voz a favor de la paz mundial, en impulsar medidas democráticas y de bienestar popular. Esos sectores patrióticos hoy están primordialmente en las organizaciones obreras y populares en lucha; están en segundo término en los distintos partidos políticos, pero dispersos y confundidos con los agentes del imperialismo y de la reacción.
.................
Desde luego,  ello debe hacerse; pero esta concepción conduciría siempre a una actitud seguidista y expectante del proletariado y su Partido, porque elude lo sustancial: la lucha de las masas, llave de nuestro planteamiento político y eslabón principal de nuestra táctica. El frente único de los obreros, de los campesinos, de los empleados, de los jubilados, de los estudiantes, de los intelectuales, de las mujeres, de los jóvenes, es la herramienta fundamental para este cambio; frente único que enlazará  las reivindicaciones parciales a la plataforma que ofrece una perspectiva política común a todo el movimiento. El centro de la preocupación del Partido consiste y consistirá en desarrollar el frente de lucha de las masas , en primer lugar de los obreros  y demás trabajadores,  y procurar ir elevando su comprensión política y su cohesión.
   Si deseamos pasar a una etapa más elevada en la lucha por estos objetivos, conviene advertir cuáles son las principales debilidades del movimiento democrático uruguayo con vistas a lograr su superación en la medida de nuestra fuerzas. Esas debilidades pueden resumirse así:
   - Primero: El conjunto de las luchas reivindicativas – con excepción de las sindicales -  se han mantenido dispersas, sin que se consolidaran y extendieran justas iniciativas como aquella que diera origen al Movimiento Popular Reivindicativo, que agrupó en torno a una plataforma a los sindicatos obreros, asociaciones de empleados públicos, de jubilados, comités populares y otros. ......
    La insuficiente vinculación, tanto en el plano sindical como político del proletariado, con la amplia gama de las capas medias, es una debilidad de la situación política uruguaya, se vuelve también un riesgo inmediato para la clase obrera. Toda la prédica de la reacción  tiende  hoy a aislar a la clase obrera  y a enfrentarla a las capas medias  que pueden ser sus aliados. Si a ello  agregamos otros hechos: el desnivel entre la organización obrera y el movimiento campesino, la utilización insuficiente  de las posibilidades   en el medio intelectual, la estrechez del movimiento femenino y el carácter incipiente del movimiento juvenil, advertiremos  que ha llegado el momento de pensar  en cómo vamos a mejorar este estado de cosas.
   Desde el ángulo del Partido no debe entenderse a esta altura del trabajo, la concentración siempre indispensable del esfuerzo en los centros del proletariado, como abandono y despreocupación del movimiento popular.
  -Segundo:
.................
  - Tercero: Es insuficiente la búsqueda de caminos para deslindar fuerzas en los partidos políticos e impulsar a hombres  o grupos a posiciones más activas a favor de la paz  y de las reivindicaciones de las masas. Cuando  colocamos el acento en el frente único de las masas obreras y populares y  en el desarrollo del Partido, clave de nuestra política, es fácil deslizarse a la idea sectaria  de prescindir de todos los agrupamientos políticos  existentes. Por el contrario; debemos pensar en cómo reunir  a las fuerzas políticas patrióticas existentes  en los diversos  partidos, en esta gran lucha de nuestro pueblo. La constitución heterogénea de los partidos tradicionales, significa un obstáculo para configurar, el mapa político real según el contenido de clase y la significación política de cada grupo. Pero ello no debe excluir el contacto activo con todos los hombres o sectores que mantengan posiciones patrióticas, democráticas y progresivas, a la vez de procurar impulsarlos, por las acciones de frente único, a una participación verdadera en la actividad múltiple del movimiento de masas.
   Sabemos  que sólo la acción de las masas  y el crecimiento del Partido determinarán nuevas perspectivas; pero ello no debe  significar  una autolimitación sectaria  que nos aparte  del estímulo  a los pasos que en nuestra misma  dirección den integrantes  de otros sectores políticos.
   La medida de nuestro acierto debe estar dada por el grado de desarrollo de las luchas de masas, protagonistas de todo el proceso unitario, y por lo tanto por el grado  en que hagan su experiencia política y avance  su comprensión de los objetivos de un cambio de la correlación de las fuerzas políticas y de los objetivos más vastos del Frente Democrático de Liberación Nacional.
......
  Dentro de nuestra  preocupación por unir  al pueblo uruguayo, se destaca como una tarea de primera magnitud, la unidad de acción con el Partido Socialista.
........................en los sectores obreros y estudiantiles de ese Partido, ha avanzado la conciencia de que es necesario la unidad de acción. Estos sectores comprenden que las  luchas reivindicativas aumentarían  su cohesión si ambos partidos actuaran unidos; comprenden además  que esa unidad facilitaría la unidad sindical de los trabajadores en una gran central y el agrupamiento de todos los sectores avanzados en la vida política nacional.
................. Las diferencias ideológicas no pueden erigirse en obstáculo a la unidad de acción, aunque los son sin duda para la construcción de un partido único, cuestión esta que no está planteada por la realidad uruguaya. ......
.................
   Cuando le propusimos la unidad, la dirección del Partido Socialista esgrimió en su oposición, como argumento subsidiario, que nosotros…¡deseamos la alianza con la burguesía! Procuramos darle un tono radical, “de izquierda” a una resolución de derecha: la oposición a la unidad con el Partido de la clase obrera, el Partido Comunista. Se sabe que trampa encierra esta afirmación; consiste en confundir el contenido y el alcance de la política de alianzas con la "colaboración de clases" ........
............................
    La desfiguración, implícita en este rebuscado argumento, se nutre de que en el plan estratégico de la revolución uruguaya nosotros postulamos el Frente Democrático de Liberación Nacional, que engloba la burguesía nacional, es decir aquella parte de la burguesía no vinculada y opuesta al imperialismo. Esta concepción corresponde al planteo leninista acerca de la revolución en los países coloniales, semicoloniales y dependientes y que ha tenido su ilustración clásica en la revolución china. Y parte de cinco supuestos que excluyen precisamente la idea reformista de la "colaboración de clases": el primero: el papel dirigente del proletariado a través de la acción rectora de su Partido político, es decir, la dirección y la independencia de clase del proletariado y no la supeditación o claudicación frente ala burguesía; este hecho hace de la revolcuión e liberación nacional parte de la lucha por ampliar el campo muncial del socialismo; segundo: los objetivos de la revolución concebidos como la primera fase en el proceso de tránsito hacia el régimen socialista, idea ésta inseparable de lo anterior; tercero:la alianza obrero campesina es la base del frente, y no la alianza obrero-burguesía nacional; es su principal fuerza motriz de acuerdo a las conocidas enseñanzas leninistas, particularmente en "Dos Tácticas..." y la condición, precisamente, para asegurar la dirección obrera del movimiento de liberación nacional; cuarto: la política de alianzas, para repetir la conocia frase de Mao Tse Tung es "de unidad y lucha", o sea, de alianza por motivos comunes y de independencia ideológica y política y de lucha por los principios de la clase obrera, y quinto: porque exige un fuerte Partido de la clase obrera, revolucionario por su teoría y su organización; es decir, un partido monolítico, de una sóla ideología, la proletaria, el marxismo leninismo.
.........................
   Ya en los días del XVI Congreso, nuestro partido esbozó los lineamientos para encarar la gran tarea que la realidad plantea ante nosotros, la formación de un Frente Democrático de Liberación Nacional cuya realización cubrirá seguramente todo un período de la historia nacional. "
La cuestión consiste en saber cómo nuestro partido une a la clase obrera y a las masas populares, encabeza su lucha reivindicativa y facilita su pasaje a las posiciones revolucionarias, es decir, como organiza el gran movimiento de liberación contra el imperialismo yanqui y la oligarquía vendepatria que oprimen a nuestro pueblo."
......................................
   La unidad y organización de la clase obrera es una condición básica en la lucha de nuestro pueblo por la liberación nacional.
   El XVI congreso de nuestro Partido dedicó como se recordará ,una atención particular a esta gran tarea y destacó la necesidad de que los comunistas, militantes del partido de la clase obrera entregáramos nuestra mejores  energías a la unidad sindical, a la extensión de la organización de los trabajadores, al impulso de las luchas reivindicativas, a la participación en todos los sindicatos independientemente de su orientación.
   Desde entonces, la clase obrera uruguaya ha dado, a través de la lucha, pasos muy importantes hacia la unidad sindical completa. El movimiento sindical ha adquirido una gran fuerza, ha librado grandes batallas reivindicativas económicas y políticas. Y en ellas han participado en puestos destacados, junto a otros   trabajadores, los militantes de nuestro Partido.
   La organización se ha extendido a casi la totalidad del proletariado industrial y del transporte; ha llegado a los asalariados  agrícolas, ha agrupado junto a los obreros a sectores importantes  de funcionarios públicos; ha desarrollado vínculos de alianza con el movimiento estudiantil, etc.
............................
   Pero, lo nuevo, lo característico y lo más importante en el movimiento obrero reside en el desenvolvimiento de la conciencia unitaria y  en la práctica efectiva de la solidaridad. En el transcruso de 2 años y medio, los trabajadores de Montevideo han realizado 9 paros generales de 24 horas en solidaridad con otros obreros en huelga. En esas luchas, nuevos nombres de mártires obreros asesinados se han incorporado a la historia del movimiento proletario en el país. A los nombres de Dantier Gómez, del textil Gómez y otros se suman los de Muñoz, Paleo, Pallas, María del Carmen Díaz y Urián Correa. Desde esta tribuna les rendimos nuestro homenaje!
    A través de estas luchas, la clase obrera ha levantado la bandera de la unidad orgánica, de la formación de una central única de los trabajadores. Con este fin, y dirigiendo  en común los principales movimientos huelguísticos, los obreros levantaron una Comisión Coordinadora pro Central Unica y ahora un Plenario Sindical de Solidaridad, integrado por casi todo  el movimiento. A este proceso de unidad prestan su máximo apoyo y participan en su dirección las organizaciones adheridas a la Federación Sindical Mundial: UGT., Sindicato de ANP, etc
.......................................
   Una característica de las luchas sindicales consiste sin duda, en que no se han limitado al plano reivindicativo económico. Muchas de ellas se han transformado en verdaderas batallas de la clase obrera contra el imperialismo y la reacción (frigoríficos, CICCSA); numerosos sindicatos participaron en pronunciamientos por al paz, contra la agresión a Suez y a El Líbano, por el comercio con la URSS, China y otros Estados, en solidaridad con los trabajadores perseguidos de otros países, contra medidas reaccionarias y por leyes de beneficio a los trabajadores, etc.
   La principal tarea que hoy encara el movimiento sindical consiste  sin duda, en la construcción de una central única de los trabajadores, en elevar la unidad de acción y las medidas solidarias a un plano superior de unidad orgánica, lo que supone la discusión amplia en todo el movimiento obrero, en las fábricas y talleres, de la plataforma y el Estatuto de esa central.
   La concreción de una Central Unica de Trabajadores no equivale sólo a la yuxtaposición de diversos sindicatos o a la unión más o menos prolongada por algunas reivindicaciones parciales. Ello llevaría a rebajar las tareas generales del movimiento obrero al nivel de sus sectores más atrasados. Es característico del movimiento sindical uruguayo la existencia en sectores muy importantes de una posición clasista, expresada en plataformas y programas que abarcan no sólo las cuestiones  del salario o la legislación social  sino los objetivos de la paz, la democracia  y la independencia nacional, la reforma agraria  y las reivindicaciones de la unidad con los campesinos y el pueblo en general.
   La Central Unica, -según la experiencia de muchos países – se construye en la unidad de acción, en la elevación de todo el movimiento a través del contacto fraternal con los sectores más avanzados, en la participación de las grandes masas en la elaboración de los fines programáticos de la unidad sindical y de sus normas estatutarias. 
   La Central Unica representa así las fuerzas reales del movimiento obrero, las diversas tendencias sindicales, sin caer en un reparto de cargos por tendencias ideológicas, al margen del programa y a espaldas de las grandes masas obreras. Resulta así la expresión unitaria del movimiento y no un frente de tendencias.
   En nuestro país se ha realizado un gran proceso unitario; hoy nadie podría levantarse ante una asamblea obrera a combatir la idea de la Central Unica. Pero la dilación de la tarea de su organización y de la fijación de sus objetivos programático constituye un peligro a vencer.
..............................
   Como señaló el XVI Congreso, los comunistas debemos ser un factor de robustecimiento de los sindicatos, de ampliación de sus bases, de su democracia interna, de educación de las capas más atrasadas del proletariado; los comunistas debemos, por la persuasión, contribuir a elevar la conciencia de clase de los trabajadores y demostrar a través de los hechos y sin sectarismo, lo perniciosos del “apoliticismo”, del reformismo, del separatismo gremial y de la presunta neutralidad de los sindicatos.
   Los comunistas debemos bregar por la persuasión, es decir con comprensión y respeto de otras opiniones, para que cada sindicato sea un forjador de la conciencia de clase del proletariado, y a la vez un combatiente por los intereses generales de nuestro pueblo.
   Es un deber de los comunistas contribuir a la educación de los trabajadores en la idea de su liberación.
  “Cuanto más amplio el radio de la acción unitaria” – decía el anterior Congreso del Partido – “más firme y profunda debe ser nuestra labor de educación política,  y más atenta nuestra dedicación para buscar  el entrelazamiento natural de las acciones por los reclamos urgentes de las masas con los grandes objetivos de la actual etapa de la lucha nacional – liberadora”.

El  mantenimiento de la organización y su ampliación exigen reforzar la ayuda de todo el movimiento obrero y la movilización solidaria en las ciudades y pueblos del interior, etc. Es menester la iniciación de una gran campaña nacional reveladora de las condiciones sociales en  que viven y trabajan estos asalariados.

 Desde el XVI Congreso, el Partido encaró con más vigor y constancia su trabajo en el campo. Respondía a la necesidad de pasar de las palabras a los hechos, en cuanto al importantísimo objetivo de la alianza obrero – campesina, base del Frente de Liberación Nacional. El Partido reaccionaba de un atraso de décadas  del movimiento obrero uruguayo, en cuanto a la preocupación por incorporar a la lucha a los campesinos, su aliado principal en la revolución.

Debemos sin embargo  valorar como el rasgo más negativo de nuestra realidad social y política, la gran diferencia de nivel entre la lucha obrera en auge y el retraso del campo. Recordemos la advertencia de Marx de que sin el coro campesino, el solo del proletariado corre siempre el riesgo de transformarse en un canto fúnebre.

 De este estado de cosas, aprovechó Chicotazo – con su demagogia contradictoria pero que reflejó, inicialmente, en parte, esta agudización de estos antagonismos de clase – para agrupar las capas de ganaderos más arruinados, a los medianos y pequeños agricultores y ganaderos, e inclusive, a ciertos ganaderos grandes del centro y norte de la República menos beneficiados o perjudicados por la política de los distintos gobiernos. A este movimiento se mezclaron pescadores de río revuelto, aventureros y luego grandes terratenientes, barraqueros y acopiadores empeñados en aprovechar  de las consignas acerca de los precios remuneradores, etc., primordialmente en su favor .

 El proceso de mayor concentración de la tierra, que une al latifundio, las consecuencias brutales de una explotación capitalista que aprovechan todos  el atraso del pasado, acentuará la miseria, el hambre de tierra, etc. y la ruina de muchos pequeños y medios productores.

El trabajo es difícil. Estamos ante un gran complejo de clases y capas sociales, con reivindicaciones diversas, antifeudales y antilatifundista, que se entrelazan con reivindicaciones  anticapitalistas contra los monopolios , etc. y con la lucha de clase entree los asalariados y semiproletarios y los capitalistas del campo, a veces medianos capitalistas del campo.

La lucha de liberación nacional involucra  la participación destacada en el Frente Democrático de Liberación Nacional de la intelectualidad extendiendo esta expresión en una acepción genérica, es decir: escritores y artistas, estudiantes, maestros y profesores , profesionales universitarios, científicos, etc

 La preocupación  por la suerte de la Escuela y la Universidad  , las reclamaciones de medios para alentar la investigación científica, las búsquedas en los teatros oficial e independientes  , en la música, la plástica y la literatura, señalan la presencia de un  nuevo estado de ánimo en la intelectualidad en procura del afianzamiento de los perfiles de una cultura nacional, libre del cosmopolitismo servil y de la corrupción y vulgaridad norteamericana

El programa del Partido le ofrece a esta caudal de inquietudes una perspectiva común con todo el pueblo en el cause más amplio de las transformaciones nacionales y democráticas y el sostén  sin tregua de sus principales  reivindicaciones  por la clase obrera y todo el movimiento.

No olvidamos la significativa participación que a los intelectuales  se les reserva en el Frente Democrático de Liberación Nacional. Y tenemos a la vez conciencia que sobre  los intelectuales se lleva a cabo la más provocativa presión ideológica y política, con vistas a hacerlos adversos a la clase obrera, al pueblo y al comunismo. Este mismo hecho subraya indeleble, la debilidad general del trabajo tendiente a aglutinar todas las energías patrióticas y democráticas reflejadas  en la insuficiente participación de las capas medias en el gran movimiento nacional, lo que  facilita la dispersión y coloca  el proceso político más atrás del grado de influencia de nuestras fuerzas y de las posibilidades.   

Fragmento del informe al XVII congreso del Partido comunista del Uruguay. Agosto de 1958
(Estraído de Congresos y documentos del Partido Comunista del Uruguay ed. 1988)

  Suscribirse a Demos
Correo electrónico:
 

Comentarios: rodney@muldia.com

              Escribanos a: aportes@quehacer.com.uy