Se cumplen cien años de “El imperialismo, fase superior del capitalismo (ensayo popular)”. Primera parte: el origen

Jorge Notaro1

Durante el siglo transcurrido desde la publicación del trabajo de Lenin han ocurrido cambios trascendentes, sus pronósticos se cumplieron sólo en parte, la agonía del imperialismo ya lleva más de un siglo, la revolución socialista no se produjo y las fuerzas productivas no se estancaron. Pero sigue vigente el imperialismo como sistema de relaciones de dominación y explotación de un reducido grupo de potencias, en las que el capital financiero tiene la hegemonía, sobre los demás países en los que reside la mayor parte de la población mundial. Se vinculan dos polos contradictorios con intereses antagónicos: las clases dominantes de los países imperialistas articuladas con las clases dominantes de los países dependientes y las clases dominadas de los países dependientes.

El objetivo principal de Lenin fue demostrar que la guerra era una necesidad del imperialismo y cuestionar las corrientes reformistas en los partidos obreros europeos, para lo cual analizó la situación mundial incluyendo referencias que implican que la dependencia es un componente del imperialismo. Escribió la introducción del libro de Bukharin (1916, p. 9) en diciembre de 1915 lo que constituyó un adelanto de las ideas centrales de su obra publicada pocos meses después, subrayando que el análisis de la primera guerra mundial requería la comprensión de la naturaleza del imperialismo derivada de sus aspectos económicos y políticos.

01 06 2016
Hace poco se celebró el aniversario del 15M. Este se inscribía a su vez en una convocatoria internacional de apoyo a la Nuit Debout. Cinco años después de las primeras ocupaciones de plazas del movimiento de los indignados, aparece un nuevo movimiento asambleario, ahora en Francia, que desde el pasado 31 de marzo se reúne cada noche en la plaza de la República en París. Es muy significativo que todavía exista la necesidad de reunirse, salir del aislamiento, y crear un espacio público de debate y discusión. Nuit Debout significa "noche en pie", queriendo decir que si el día lo pasamos explotados, la noche nos ponemos en pie.

Es imposible hablar de la Nuit Debout sin hablar del contexto de lucha e intensa agitación social que se vive en Francia en estos momentos. El detonante ha sido el proyecto de reforma laboral de la ministra de trabajo Myriam El Khomri que ha provocado un rechazo enorme, los sondeos muestran que el 70% de la población está en contra. La reforma de El Khomri se inspira en las reformas laborales del PSOE y del PP, no es de extrañar que no sea bienvenida. Es un ataque frontal que equivale a condenar una gran parte de los trabajadores a una vida de precariedad, sin contratos estables ni derechos colectivos reales. La resistencia contra "la reforma laboral y su mundo" ha abierto una nueva etapa de la lucha de clases, una situación que "deriva hacia una crisis ideológica y un rechazo del sistema en su conjunto", como lo expresa el Servicio Central de Información Territorial (SCRT, 28 de abril 2016).

El 9 de marzo fue el primer día de manifestaciones y huelgas, y el principio de una lucha conjunta entre estudiantes y trabajadores contra la reforma laboral. La jornada del 31 de marzo fue un éxito con 1,2 millones de manifestantes y huelguistas en varias empresas. Esa misma noche, después de una manifestación masiva en París, se celebró la primera asamblea de la Nuit Debout. Estas tres componentes - las huelgas, el movimiento estudiantil y la Nuit Debout - se complementan mutuamente. Las movilizaciones en liceos y universidades han jugado un papel fundamental para impulsar la oleada de huelgas y la Nuit Debout sirve como punto de encuentro de las diferentes luchas y como espacio de discusión sin el freno de la dirección sindical.

El fenómeno empieza a brindar a los más excluidos la oportunidad de canalizar su malestar y sentir que forman parte de las decisiones que les afectan.
17 abril 2016
LaMarea
José Bautista
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

MANTES-LA-VILLE // Desde que Marine Le Pen tomó las riendas del Frente Nacional, este partido de extrema derecha ha logrado obtener el apoyo de muchos franceses que se sienten decepcionados con el sistema político y excluidos de las prioridades del Estado. Sin embargo, la irrupción del movimiento de indignados Nuit Debout (Noche en Pie) está despertando la atención de muchos de quienes dieron su “voto de castigo” a favor de la formación de Le Pen. Tanto es así que las asambleas de la Nuit Debout ya se extienden a más de 60 ciudades del país vecino, incluidas algunas de las localidades donde el partido de Le Pen obtuvo mejores resultados.

Las acciones del movimiento de indignación de Francia se multiplican para amplificar su resonancia e internacionalizar la protesta. Activistas franceses y españoles lanzan una convocatoria global para el 15 de mayo, coincidiendo con el quinto aniversario del 15-M.
http://www.publico.es

17/04/2016
ANDREA OLEA

PARÍS. - El mapa interactivo que muestra la evolución geográfica de Nuit Debout se asemeja a una constelación en la que cada vez se van iluminando más estrellas. El movimiento de indignación nacido en la plaza de République de París ha cumplido dos semanas y tiene réplicas en todo el territorio francés, pero también a nivel europeo ─ciudades como Berlín, Amsterdam, Bruselas, Barcelona o Madrid ya han pasado sus Noches en pie─ y al otro lado del Atlántico, principalmente en Montreal. ¿Revolución global por generación espontánea? En realidad no.

Emma, veterana quincemista de Barcelona, miembro de X_net y de 15MpaRato, detectó que algo inusual ocurría en Francia a principios de marzo. Varios colectivos franceses, explica, la contactaron para pedirle ayuda con el inicio de la movilización contra la reforma laboral impulsada por el gobierno socialista de François Hollande, que el 31 de marzo cristalizó en la ocupación de la emblemática plaza de République en París tras una multitudinaria manifestación.

Francia. 6/04/2016
José Bautista -  www.lamarea.com

Ya había pasado la media noche del jueves 31 de marzo y allí seguía Frédéric Lordon debatiendo con un amplio grupo de ciudadanos que había decidido acampar en la céntrica plaza de la República de París. Aquel día, tras la manifestación en París contra la reforma laboral de Hollande y el concierto-proyección que la siguió, Lordon dio un discurso que pasará a la historia como el punto de partida de la Noche en pie (Nuit Debout), el recién nacido movimiento de indignados de Francia.
“Hoy cambiamos las reglas del juego. Jugábamos con las suyas. A partir de ahora, lo hacemos con las nuestras”, exclamó Lordon ante los asistentes. Tres días después, el domingo 34 de marzo, Lordon tomó de nuevo la palabra en la asamblea ciudadana que se celebraba por tercer día consecutivo en République. “Escribamos la constitución de la República Social”, pidió ante los cerca de 2.000 indignados que aquella tarde se congregaron en la plaza de la liberté, egalité et fraternité de la capital francesa.
Lordon, el economista y sociólogo que dirige las investigaciones del prestigioso Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) de Francia, asegura estar cansado de que intenten endosarle la etiqueta de líder. Sin embargo, sus ideas alternativas y su mirada crítica lo convierten en uno de los intelectuales que más admiración despiertan entre los miles de franceses que desde el pasado 31 de marzo se reúnen en asamblea –y en algunos casos acampan- en París, Lyon, Tolouse, Rennes y otras localidades galas inspirándose en el 15M de España.