Fidel Castro   

Reflexiones sobre Irán y Corea

No me quedó otra alternativa que escribir dos reflexiones sobre Irán y Corea, que explican el peligro inminente de guerra con el empleo del arma nuclear. A su vez, expresé ya la opinión de que uno de ellos  podía subsanarse si China decidía vetar la resolución que Estados Unidos promueve en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.  El otro depende de factores que escapan a toda posibilidad de control, debido a la conducta fanática del  Estado de Israel, convertido por Estados Unidos a su actual condición de fuerte potencia nuclear, que no acepta control alguno de la superpotencia.

Por Martin Luther King, Jr.

Discurso leído en las gradas del Lincoln Memorial durante la histórica Marcha sobre Washington

Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy, en la que será ante la historia la mayor manifestación por la libertad en la historia de nuestro país.

Hace cien años, un gran estadounidense, cuya simbólica sombra nos cobija hoy, firmó la Proclama de la emancipación. Este trascendental decreto significó como un gran rayo de luz y de esperanza para millones de esclavos negros, chamuscados en las llamas de una marchita injusticia. Llegó como un precioso amanecer al final de una larga noche de cautiverio. Pero, cien años después, el negro aún no es libre; cien años después, la vida del negro es aún tristemente lacerada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado en su propia tierra.

MARTIN LUTHER KING
(Traducción automática hecha por Google.)
Más allá de Vietnam
4 de abril 1967. Nueva York, N.Y.

Señor Presidente, señoras y señores, no necesito una pausa para decir cuánto me complace estar aquí esta noche, y cuán estoy encantado de verte expresar su preocupación por las cuestiones que se debatirán esta noche girando a cabo de grandes números. También quiero decir que considero que es un gran honor compartir este programa con el Dr. Bennett, el Dr. Commager, y el rabino Heschel, algunos de los distinguidos líderes y personalidades de nuestra nación. Y por supuesto que siempre es bueno volver a la iglesia de Riverside. En los últimos ocho años, he tenido el privilegio de predicar aquí casi todos los años en ese período, y siempre es una experiencia rica y gratificante para llegar a esta gran iglesia y esta gran púlpito.

Vengo a esta magnífica casa de culto esta noche porque mi conciencia no me deja otra opción. Me uno a ustedes en esta reunión porque estoy de acuerdo en lo mas profundo con los objetivos y el trabajo de la organización que nos ha reunido, el clero y los laicos Preocupado acerca de Vietnam. Las recientes declaraciones de su comité ejecutivo son los sentimientos de mi corazón, y me encontré totalmente de acuerdo cuando leí sus primeras líneas: “Llega un momento en que el silencio es traición”. Ese tiempo ha llegado para nosotros en relación a Vietnam.
 

La obscenidad de la guerra

Amy Goodman

Democracy Now!  03-04-2010

El Presidente Barack Obama acaba de regresar de su primer viaje a Afganistán como Comandante en Jefe. La invasión y ocupación de ese país encabezada por Estados Unidos ingresó en su noveno año, en medio de crecientes comparaciones con Vietnam.

Daniel Ellsberg, a quien Henry Kissinger calificó en su momento como “el hombre más peligroso de Estados Unidos”, filtró los llamados Documentos del Pentágono en 1971. Ellsberg, que era uno de los principales analistas del Pentágono, fotocopió esos documentos altamente confidenciales de 7.000 páginas sobre la participación de Estados Unidos en Vietnam y se lo entregó a la prensa, ayudando a poner fin a la Guerra de Vietnam.

“El Presidente Obama está dando todos los pasos simbólicos necesarios para que esta guerra sea llamada ‘la guerra de Obama’”, me dijo Ellsberg recientemente y mencionó a los “memorandos de Eikenberry”, redactados por el embajador de Estados Unidos en Afganistán, Karly Eikenberry, que fueron filtrados y luego impresos en enero pasado por el New York Times.