En las páginas del diario “La Nación”, José Martí publicó el 29 de marzo de 1883, una nota sobre Karl Marx, con motivo de su fallecimiento, donde relata un acto realizado en Nueva York en homenaje al ilustre pensador revolucionario. El artículo de Martí fue reproducido en los años treinta por la 'Revista Socialista', de Buenos Aires y fue incluida en el tomo 9 de las 'Obras Completas' del prócer (La Habana, 1963).

 Como corresponsal del diario “La Nación” de Buenos Aires escribió en 1883 las siguientes líneas en ocasión del fallecimiento de Karl Marx.

Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima, ni de la pelea de los cometas en el Cielo, que van por el aire dormidos engullendo mundos. Lo que quede de aldea en América ha de despertar. Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra.