bridge1.jpgbridge2.jpgbridge3.jpg

La Conquista de la Unidad

17 de abril de 1972

Ratio:  / 2
MaloBueno 
Compartir

17 de abril

Son fusilados ocho comunistas en el Seccional 20

  “Y el 17, la tragedia... Fuerzas militares y policiales cercaron, sin motivo aparente, la seccional comunista del Paso Molino.  El asedio de muchas horas tuvo un epílogo sangriento.  Ocho de los ocupantes del local fueron acribillados sin piedad.

Me cuesta describirles la honda amargura que me embargó.  Hablé en nombre de la CNT durante el acto de despedida a estos mártires.  Miles de obreros marcharon en silencio, con los puños en alto.  Teníamos la convicción de que se buscaba desencadenar un espiral sin fin de violencia.  La frase que aún me queda grabada del discurso que pronuncié decía que estábamos unidos y firmes y el fascismo no pasará".

Convocamos a un paro general que extendimos de veinticuatro a cuarenta y ocho horas para tratar de evitar nuevas provocaciones.  Hicimos hincapié en que los obreros permanecieran en sus casas.  Había que impedir más muertes.

Pero la guerra continuaba.” (1)

 

 “"La 20 era un baluarte, un lugar de militancia muy fuerte, de gente aguerrida" recuerda Noemí Apostoloff.  "Estábamos en una zona de gran concentración obrera y nosotros nos pasábamos en las puertas de las fábricas, hablando con los obreros, pintando los muros, haciendo finanzas, repartiendo EIPopular.  Es difícil trasmitir lo que era ese mundo porque hoy ya no hay nada en la zona.  Sólo quedan los esqueletos de las fábricas.” (2)

.................................

“El Seccional 20 del Partido Comunista Uruguayo y esta zona del Paso Molino son el escenario de la matanza que ocurre en la madrugada del 17 de abril de 1972.  Siete militantes son asesinados en el lugar y dos quedan heridos, uno de ellos muere once días más tarde.  Un capitán del Ejército, que recibe un balazo en la cabeza, muere casi dos años después.

El Partido Comunista ha organizado un sistema de guardia permanente en todos los locales.  El Seccional 20 ha sido objeto de atentados y los militantes han instalado en la azotea, sobre el pretil, una plancha de hierro para protegerse de posibles balaceras cuando vigilan por la noche.” (2)

..........................

“La guardia nocturna ese domingo corresponde a los comunistas, de la metalúrgica Nervión, donde en abril d 1972 trabajan más de 700 obreros.

José Abreu, Héctor Cervelli, José Machado y Enrique Rodríguez son comunistas y obreros de Nervión.  Los cuatro se preparan para terminar el día en el Seccional 20.  Llevan abrigo, van a pasar la noche en el local.  El lunes, la jornada empezará temprano: a las seis de la mañana hay que estar en la fábrica.

José Abreu morirá esa noche.  Héctor Cervelli, diez días más tarde.  José Machado y Enrique Rodríguez sobrevivirán a la matanza.” (2)

 

Comienza la matanza

“La reconstrucción de la masacre no es fácil.  Una o varias operaciones de ocultamiento han hundido en la oscuridad aspectos y detalles importantes de los hechos.  Hay interrogantes nunca respondidas, versiones encontradas, confusión.

Sin embargo ningún vecino ha olvidado la hora en que comenzó la matanza: minutos antes de la una. 

...................

Vecinos de la zona me dicen que una de las familias del Edificio de la junta vio paso a paso cómo ocurrió la matanza.  Me parece imposible ubicar a alguien que vivió hace treinta años en una pensión y que se fue del barrio sin dejar rastro.  Sin embargo un día el testigo aparece, es Omar Mesa.  De todos los vecinos con los que hablé, él es el único que vio.  Vio caer a José Machado primero y a los otros después: "Los militares golpearon y tiraron abajo la puerta del local.  Gritaban '¡Salgan, corran, perros!'.  Un hombre parado al costado de la puerta disparaba a los que iban saliendo". (2)

.......................
01.30

"A lo largo de toda la noche El Vintén, tirado en la azotea a oscuras e inmóvil, oye morir a los compañeros.  Oye la descarga.  Escucha cómo los van rematando.  "Hasta el día de hoy siento los gritos de Raúl Gancio: '¡No me dejen morir!'.  La voz cada vez más espaciada, los quejidos sordos.  Y después silencio".(2)

 

02.00

"Omar Mesa estuvo pegado a la ventana de su apartamento en el Edificio de la junta desde que empezó el operativo. Dice que su recuerdo es tan claro que puede marcar con precisión el lugar donde cayó cada uno de los obreros, y dibuja la escena sobre un papel.  "Yo los conocía bien porque aunque nunca fui comunista siempre paraba en la 20 a tomar mate con los muchachos.  vi. cómo los iban matando a medida que salían: Ruben López cayó en la casa vecina a la 20, Elman Fernández, en el frente de la casa.  Por Valentín Gómez cayeron Justo Sena y Raúl Gancio.  José Abreu cayó frente a la ferretería.  Ricardo González, en el medio de la calle.  A Mendiola le hundían una bayoneta.  Mi madre oyó los gritos: 'Por cada uno de nosotros que maten, vamos a matar a siete de ustedes".

Las heridas cortantes que la autopsia hecha a Mendiola califica de "heridas raras" fueron con seguridad provocadas por la bayoneta que menciona Mesa." (2)

 

 03.00
" Llegan dos ambulancias de Salud Pública.  Hay médicos y enfermeros que se ofrecen para atender a la gente.  Pero no les permiten acercarse hasta las siete y media de la mañana, cuando los heridos ya están muertos.” (2)

Compartir
Joomla templates by a4joomla