bridge1.jpgbridge2.jpgbridge3.jpg

Aportes

¿Por que es importante discutir sobre la distribución del Ingreso? -1

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir
Ruben López
19/01/2012

El Uruguay y sus alternativas.
¿Existe un proceso de redistribución del ingreso, en Uruguay?

La necesidad de la discusión ideológica, de la profundización en los temas políticos y económicos, que todos proclaman en el Frente Amplio, pero que también se da en el conjunto de las sociedad, está inserto en la profunda crisis mundial del sistema y en la relativa bonanza de la región y el país.

Uno de los temas que convocan hoy. a derecha e izquierda, es la distribución del ingreso y de la riqueza, que no son lo mismo.
Como es lógico, algo tan trascendente como el reparto de la riqueza creada, hacia adonde se dirigen sus frutos y quienes lo sustentan política e ideológicamente. Son hechos que traen consecuencias sobre el conjunto de la población, en especial sobre aquellos que siempre han sido postergados. Cuando hay un auge económico -como ahora en Uruguay-, el argumento es: hay que guardar para los tiempos flacos; y cuando sobreviene la crisis, sencillamente no hay para repartir (sino ver Europa: Grecia, Irlanda, Portugal, Italia, etc.)

Pero ello está ligado indisolublemente a los intereses de las clases y a las ideas dominantes, sobre la imposibilidad de un desarrollo que no sea dentro del actual estado de cosas.

Por lo tanto, la demostración de la no existencia de un proceso de redistribución del ingreso en favor de los sectores menos favorecidos, que realiza Jorge Notaro en su estudio, es un elemento muy importante para dar la batalla ideológica.

Además -el mismo estudio- sostiene un conjunto de políticas y medidas concretas alternativas a las que se están llevando a cabo hoy, lo que da más fundamentos e instrumentos para el cambio dentro del cambio.

La crisis económica mundial, que se profundiza en los países centrales, demostrando las tesis de Marx sobre la concentración y la centralización del capital, producto y consecuencia de las crisis  y el aumento de la pobreza y la miseria a las grandes mayorías. Ello deja claro el error de una política basada en la acumulación de capital, por los mismo y poderos grupos dominantes.

Así, es necesario analizar y responder a aquella pregunta que se hacen muchos compañeros:
¿Es posible una política económica alternativa a la que se lleva a cabo en Uruguay?
¿O medidas que profundicen en favor de los sectores populares, cambios dentro de los cambios?


La unidad en la región latinoamericana, que cada día se ve como más necesaria. Pueblos y gobiernos para el desarrollo de política conjuntas en favor de la grandes mayorías.

Tomar medidas concretas para evitar la concentración de la riqueza en pocas manos,
promoviendo nuevas formas de propiedad social, con apoyo técnico, financiero y en la comercialización a los emprendimientos, a los conglomerados de empresas, con un nuevo formato de la ley de inversiones, apoyo a la población y apoyarse en ella a través de la comunidad local y sus mil vertientes de vecinos organizados para los más diversos fines, etc.

La
participación de la comunidad local, las organizaciones sociales, en vez de tantas ONG, para el desarrollo de actividades, con todos los instrumentos que tiene el gobierno, intendencias, Municipios (Mides, Inefop, direccion de empleo, Vivienda, MIEM)-con múltiples planes-, serían un gran impulso, más aún en tanto la fuerza política fuera capaz de movilizar y promover la participación de la ciudadanía en cada lugar.

En mayo tenemos una instancia del FA, elecciones internas, incluido el Presidente, es una excelente oportunidad para plantear la lucha de ideas, alternativas a la política económica, a las propuestas de “actualización ideológica”, una visión del mundo superadora del capitalismo y otros temas por supuesto. Evitar una pelea entre personas o sectores y candidatos, escamoteando los temas principales.

La importancias de la hora es tal, que el futuro del Frente Amplio está en juego y por ende el futuro del país. Por donde van a transitar las futuras generaciones será decidido en los próximos años. El proceso de acumulación de las fuerzas populares en nuestro país llevó más de 50 años; el fracaso del proyecto de la izquierda, transformándolo en un punto de apoyo del sistema dominante, hará difícil, por muchos años, levantar de nuevo una fuerza de tal magnitud. Sólo miremos la izquierda y la socialdemocracia europea, sumida en la crisis económica e ideológica más importante desde la primera guerra mundial.

No es el escepticismo que nos mueve, sino la confianza. Si encontramos, en los viejos y en los jóvenes las fuerzas que hicieron surgir esta gran movimiento, podremos ganar la batalla contra el “no se puede” y ganar la cabezas de la mayoría para un “si se puede” a los cambios necesarios en favor de los sectores populares. Sectores que conforman más de un 80% de los habitantes del país -es decir el conjunto de los que serán favorecidos por políticas a llevar adelante contra el 1% de los privilegiados-.

Yo nunca elegiría sin conocimiento del pueblo, debemos ir templando la cosa e interesando a la causa pública a todos, porque de lo contrario viviríamos inciertos de nuestra suerte” (Artigas, 1815)



     

Compartir
Joomla templates by a4joomla