bridge1.jpgbridge2.jpgbridge3.jpg

Capital y la Izquierda

MÉXICO : LA "IZQUIERDA" ROMPE CON EL SISTEMA O LE ASEGURA SU CONTINUIDAD? Ugo Codevilla

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Compartir
Noviembre de 2011

Hace pocas semanas José Blanco, ex director (Decano) de la Facultad de Economía de la UNAM, publicó un artículo que nos permite usar un dato allí vertido sin temor al yerro. Este destacado y prestigioso economista apuntó, lo que Alfredo Jalife-Rahme decía años atrás, que el capital financiero ha estado fuera de control, alcanzando la cifra monumental de cincuenta veces el PBI mundial. ¿Se imaginan lo que tal cosa significa para la economía del planeta azul?

 Esta es la modernidad reaganeana, una obscena concentración de capital político y monetario que contribuye a la descomposición de los Estados nacionales; ello, a fin de que reine el mercado. Tal hecho lo conocemos desde el inicio; lo que no, es hasta qué punto podía afectarnos. Grecia despierta todos los días para recordárnoslo.

Al principio parecería una disputa ideológica ante la caída del socialismo real, en cambio hoy damos testimonio del saldo al seguir a pie juntillas la ley del mercado por más de treinta años.

Parecía atractiva la fórmula. La competencia, la flexibilidad y el cambio tecnológico. Sin embargo, las sonrisas prodigadas por los programas de economía de CNN, no dejaban ver lo inevitable del proyecto, la exclusión de millones y la pérdida de independencia de las naciones nacidas tras la gran Revolución Francesa. Ya no somos chilenos, argentinos o mexicanos, sino clientes de Bancomer, First National City Bank, Deutsche Bank, Nike, Gap, Levis, DKNY, Volkswagen, Ford, Honda, Johnny Walker, Guiness, Coca Cola, Cartier, Rolex, Knoll, Kellogs, etcétera.

La propensión al consumo sustituyó el ánimo ciudadano y la identidad nacional (concepto diferente al encerrado en el término nacionalismo). Y con ello, nos hemos unido a la gran cruzada del shopping perpetuo, que aquí y en la China iza la misma bandera, la cultura del país de las barras y las estrellas.

 Lo central es que la política terminó por resignarse ante la ideología de su deceso, que en lo sustancial declara que lo central no es el hombre sino la dinámica del capital. Tal lobotomía nos impuso una gran idea global de que lo único bueno a esperar vendrá del mercado testeado por CNN, para la cual, los malos de la película resultan ser árabes, asiáticos rebeldes y latinoamericanos declaradamente antiimperialistas.

 El combate al eje del mal ya tiene sus caídos y van por más. Luego de Libia se alista Siria y en América Latina, los amenazados de siempre. Ante tal avanzada, la izquierda sigue arrinconada en una suerte de parálisis y México, lamentablemente, no es una excepción a tal fenómeno.

Por lo menos, cada vez se hace más ineficiente a medida que la queja social aumenta, dejando que la derecha nacional, en especial la panista, se inscriba en la cruzada republicana, absorta en su afán de regresar a la Casa Blanca y luego, asegurar mil años de gobierno de los elefantes.

 México tiene una izquierda que no construye organizaciones sino que se aprovecha de la “queja” para que sus dirigentes ocupen escaños (curules) en el Congreso. Por eso, no tienen empacho en negociar con el poder de turno hipotecando de este modo el futuro de sus partidos.

Solamente así se puede entender que terminadas las elecciones fraudulentas de 2006 se le haya permitido a Calderón meter la mano en la constitución de la dirección del PRD. Y una vez obtenido el control de ese partido, lo desfondó llevándolos a una lucha interna ­que aún continúa­ donde brillan la venalidad y las trapacerías. ¡En el mismo lodo, todos revolcaos!

 La izquierda en este país respeta una suerte de Olimpo de los privilegiados que firman con la zurda. Estos burócratas de gobiernos estatales, congresistas o funcionarios de partidos, se destacan por prometer una transformación de fondo que no aparece, cuando en verdad gastan millones de dólares en soslayar que todo continúa de la misma manera, beneficiando a los mismos y respetando la ley del juego impuesta allende el río Bravo.

Los nuevos duques y condes que levantan el puño izquierdo como una grifa, construyen miles de reuniones que exigen importantes desembolsos de dinero público; ocupan centenares de expertos en proyectar y planificar lo que no se llevará a cabo; edifican pesadas y onerosas infraestructuras como cáscara de lo que no sirve para otra cosa que para estar, aparecer, simular, con un solo saldo: cero.

 ¡Hacer para obtener el saldo cero!, esa es la consigna; lo que permite que todo continúe de la misma manera, favoreciendo el desarrollo del neoliberalismo y los gobiernos de derecha. Peor aún, orquestados con Washington y alineados a su dominación mundial.

Esta es la izquierda renovada y bien vestida que se ahoga en discursos pero no construye la fuerza suficiente para sacar a los republicanos y pepistas (PP) de Los Pinos y sobre todo, que no es capaz de demostrar en sus gobiernos locales (Guerrero, Chiapas, DF, Michoacán, entre otros), que son una verdadera alternativa. La mayoría de esos gobernadores son de origen priísta y como tales, se inclinan ante el presidente con tal de que les mejoren los recursos venidos del seno de la Federación. ¡Nada es mejor, todo es igual…!

Tanto así, que el gobierno saliente de Godoy en Michoacán, reducto indeclinable del General Lázaro Cárdenas, que fue gobernado también por su hijo Cuauhtémoc y uno de sus nietos, está al borde de entregar la plaza con el PAN, cuya candidata es la hermana del presidente.

Empieza la fiesta electoral de la izquierda mostrando a dos grandes candidatos, Andrés Manuel López Obrador, que ya fue a Washington, y Marcelo Ebrard, que no necesita tal trámite. Los partidos que los impulsan son tres: PRD, PT y Convergencia, que han acordado que irán juntos con independencia de quien sea el candidato.

No obstante los acuerdos se hacen para romperlos en suelo azteca, y hay una probabilidad alta que si no es Marcelo el elegido, esa alianza se rompa. Se rumorea incluso, que de manera soterrada una parte de la dirección del PRD negocia una alianza con el PAN, en el caso de que el actual jefe de gobierno y recientemente matrimoniado Ebrard, no resulte beneficiado con la candidatura. ¡No hay aplazaos, ni escalafón, lo mismo un burro que un gran profesor!

 

Compartir
Joomla templates by a4joomla