bridge1.jpgbridge2.jpgbridge3.jpg

II -FA, el proceso de discusión: ¿Es posible el Capitalismo?

II -FA, el proceso de discusión: ¿Es posible el Capitalismo?

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir

II -FA, el proceso de discusión: ¿Es posible el Capitalismo?

Ruben López

17/06/2010

En la nota anterior, decíamos que el Plenario Nacional debe pasar a ejercer, como marcan los estatutos, la dirección política permanente, el proceso de discusión necesario e impostergable, trazar la estrategia, supervisar a la Mesa Política.

Fortalecer la conciencia de que los cambios son necesarios y posibles con la participación de la gente.

La necesidad de desarrollar un nuevo programa, para un nuevo país.  Y la fuerza política de acuerdo a ese programa y de ese país a construir.

Es decir:

¿Para qué queremos el FA? ¿Por que la reestructura?

¿Para seguir dentro del actual régimen, mejorado, más bueno, más humano?

O en la construcción de una alternativa al actual sistema, que ha demostrado su incapacidad para resolver los problemas de la humanidad.

Lo primero a responder, entonces:  un capitalismo con rostro humano, o la búsqueda de una alternativa, superadora del actual sistema.

¿Es posible el Capitalismo?

¿Es sustentable el sistema capitalista?

Veamos algunos aspectos de la actual crisis mundial en su capítulo europeo:

Los especuladores y el mercado

La UE y el Banco Central Europeo, “han creado un Fondo de Estabilización Europeo de casi un billón de dólares para calmar a los mercados y alejar a los especuladores. Pero el contagio ya se ha extendido a España, Portugal e Italia, donde sus líderes han comenzado a recortar agresivamente el gasto público e iniciado programas de austeridad.”

..............................

Los consumidores, hacia el desempleo y las deudas

“En los Estados Unidos, los consumidores se enfrentan a un duro porvenir; escasas oportunidades de empleo, crecimiento acelerado de deudas personales, incrementos salariales estancados, y acceso cada vez más restringido al crédito.”

................................

Caida de la tasa de ganancia. Sobreoferta de productos. Deuda pública y privada para subsidiar la demanda.

“En la introducción de su libro de 2006, “The Economics of Global Turbulence”, Brenner explica el defecto estructural inherente al capitalismo, el cual inevitablemente conduce a la crisis:

 “La principal fuente de la crisis actual es el declive constante de la vitalidad de las economías capitalistas avanzadas a lo largo de tres décadas, tras ciclos de auge y depresión, uno tras otro, hasta llegar al presente. La debilidad de largo plazo de la acumulación de capital y de la demanda agregada ha estado enraizada en un profundo declive de todo el sistema y el fracaso en la recuperación de la tasa de retorno del capital, lo que resulta principal, pero no solamente, de una persistente tendencia a la sobrecapacidad (sobreoferta) en las industrias manufactureras mundiales. Desde el comienzo del largo ciclo de declive en 1973, las autoridades económicas evitaron el tipo de crisis que históricamente asoló el sistema capitalista mediante el recurso de endeudarse pública y privadamente cada vez más para subsidiar la demanda....”

........................................

“Las restricciones sobre el gasto impactarán adversamente en el estímulo fiscal de los EEUU, y acelerará la tasa de deterioro. El clima político ha cambiado en ese país y no hay más apoyo público suficiente para una segunda ronda de estímulos. Sin otro paquete de estímulos, la economía caerá nuevamente en la recesión hacia finales de 2010.”([i])

Fundamentalismo de Mercado. La incapacidad para erradicar la pobreza y la creciente desigualdad de ingresos. El consenso de Washington.

“Inicialmente aplicado a América Latina, y finalmente a todas las economías en vías de desarrollo, el Consenso de Washington ha terminado por ser sinónimo de la doctrina del neoliberalismo globalizado o fundamentalismo de mercado y a describir, en un angosto marco de limitaciones ideológicas, un conjunto de prescripciones políticas universales fundadas en principios de libre mercado y disciplina monetaria. Promueve para todas las economías control macroeconómico, apertura comercial, medidas microeconómicas favorables al mercado, privatización y desregulación en beneficio de una fe ideológicamente dogmática en la capacidad del mercado para resolver más eficientemente cualesquiera problemas socio-económicos. Con el obscurantismo dogmático va también la resuelta negativa a admitir la obvia contradicción entre la pretendida eficiencia teórica del mercado y la empírica incapacidad para erradicar la pobreza o las crecientes desigualdades de ingresos y riqueza.”

..........................

El capital financiero, su equilibrio a costa del desempleo estructural para mantener los salarios bajos.

El crecimiento del capital financiero ha de lograrse a expensas del crecimiento del capital humano. El equilibrio monetario sin perturbaciones inflacionarias ha de lograrse manteniendo los salarios bajos a través del desempleo estructural. Las bolsas de pobreza en la periferia se consideran en el precio necesario para la prosperidad del centro. Dogmas de ese jaez confieren al desempleo y a la pobreza, verdadera catástrofe económica, una inmerecida aura de respetabilidad conceptual. La intervención del Estado ha sido traída a colación sobre todo para reducir el poder de los trabajadores en el mercado a favor del capital y favorecer mecanismos de mercado descaradamente predatorios. ([ii])

Especulación, endeudamiento para sostener el consumo y la economía. La recesión otra vez.

“El empobrecimiento relativo de los grupos medios y las clases trabajadoras, en un contexto de enfebrecida presión consumista y agresiva sofisticación de los sistemas financieros, incentivó el endeudamiento a fin de sostener el crecimiento del consumo y, con este, el de la economía en su conjunto. Cuando en 2007 se precipita la crisis hipotecaria, lo que luego se produjo, en varias etapas sucesivas, fue el estrepitoso desmoronamiento de un edificio de especulación cuya base era el crecimiento en espiral de las deudas privadas.”

.............................

“El recuento de los daños se resume entonces en lo siguiente: hace muy poco frenaron la debacle de los sistemas financieros y las economías mediante deuda pública. Ahora enfrentan la crisis de la deuda pública mediante…más deuda pública. Es paradójico y no demasiado prometedor”

..................................... 

“En lo inmediato, el fantasma de la recesión parece reinstalarse con firmeza en Europa, lo que recortará los índices de crecimiento económico mundial, incluyendo Estados Unidos.

Así pues, la crisis económica mundial ha entrado en una nueva fase que se desata a partir del colapso de la deuda pública y revierte con furia sobre los sistemas de seguridad social, el empleo y los salarios.”[iii]

La realidad, hoy

Existen hoy 6700 millones de habitante en el mundo, de los cuales el 70% (4700 millones) viven por debajo de la línea de pobreza.

Las propuestas del mileno para eliminar la extrema pobreza,  que eran 1000 millones en el año 2000, propuso llegar a la mitad en 2015. Pero en 2010 son ya 1500 millones los indigentes.

Vivimos la peor crisis desde los años 30 del siglo pasado, crisis provocada, dominada y aprovechada por las grandes  corporaciones  del mundo.

Pero no se hunde la producción por una plaga, escasez de tierras, carencia de máquinas, de transporte, o que falten científicos y técnicos.

NO, por el contrario, vivimos una época única en la historia de la humanidad, de progreso en todas las ramas del saber humano y con las técnicas más avanzadas jamás conocidas.

Por que tan alta cantidad de seres humanos no pueden acceder a los beneficios de la civilización.

Como funciona el sistema

Un ejemplo: En Europa los grandes banqueros  “...consiguen abundante dinero del BCE a bajísimos intereses (1%), con el que compran bonos públicos que les dan una rentabilidad de hasta un 7% y un 10%,” [iv]

La brutal concentración de la riqueza, el egoísmo, el afán de más riquezas  y poder en pocas personas, conduce al absurdo: existen productos suficientes y en exceso incluso, mientras  miles de millones de personas no puedan cubrir sus necesidades mínimas.

¿Es posible construir una sociedad democrática sobre estas bases?

¿Es sustentable social y políticamente?

La gran mentira: los conservadores quieren eliminar el sector público.

Queda para la próxima.


[i]   Inestabilidad sistémica: hacia una recaída en la recesión Mike Whitney · · (23/05/10) 

[ii]    Las causas de fondo de las recurrentes crisis financieras globales Henry C. K. Liu · · (23/05/10)  

Compartir
Joomla templates by a4joomla