Montevideo, 21 de Julio del  2015.
Exposición de motivos
Artículo 45º de la Constitución de la República Oriental del Uruguay: “Todo habitante de la República tiene derecho a gozar de vivienda decorosa. La ley propenderá a asegurar la vivienda higiénica y económica, facilitando su adquisición y estimulando la inversión de capitales privados para ese fin.”
La sociedad uruguaya viene sufriendo un conjunto de transformaciones materiales producto de su modelo económico y de la etapa de desarrollo en que se encuentra.

Ruben López
02/10/2015

En anterior artículo decíamos que restituyendo el Impuesto al Patrimonio a porcentajes de 1990 se podrían recaudar entre 230 y 390 millones de dólares más.
En Uruguay el 1% mas rico (23,000 personas) tienen ingresos casi iguales al 50% más pobre (1,150,000 personas).
¿Es posible seguir diciendo que es injusto cobrar un impuesto a la riqueza?
También se dice que si le cobramos más impuestos, los inversores se irán, o no vendrán nuevos.
Pero, una forma de emplear productivamente esos ingresos sería destinarlos a la construcción de viviendas, generando un círculo virtuoso:

La comparación del programa de gobierno del Frente Amplio para este período, en materia de vivienda, con lo efectivamente realizado, ofrece una rara contraposición: por un lado, salvo la ley que pretendió promover la inversión privada empresarial con la exoneración de todas las cargas fiscales, las restantes líneas de trabajo están contenidas claramente en el programa aprobado en el Congreso del FA de 2008 y luego respaldado por la mayoría de la ciudadanía (porque las ciudadanas y ciudadanos respaldamos propuestas de políticas y acciones, no nombres de personas, por carismáticas que puedan ser).