Michael Roberts
30 agosto, 2020  
Economía

El modelo de capitalismo de Marx asume una economía mundial y comienza con «el capital en general». Marx desarrolló su modelo de las leyes del movimiento del capitalismo en ese nivel de abstracción y, en particular, lo que él consideró la ley de movimiento más importante en el proceso de producción capitalista, la ley de la tendencia descendente de la tasa de ganancia.

La tasa de ganancia es el mejor indicador de la «salud» de una economía capitalista. Proporciona un valor predictivo significativo sobre la inversión futura y la probabilidad de recesión o crisis. Por tanto, el nivel y la dirección de una tasa de ganancia mundial puede ser una guía importante para el desarrollo futuro de la economía capitalista mundial.

Sin embargo, en el mundo real, hay muchas capitales; y no solo un estado capitalista mundial, sino muchos estados capitalistas nacionales. Por lo tanto, existen obstáculos para el establecimiento de una economía mundial y una tasa mundial de ganancia por las restricciones laborales, comerciales y de capital diseñadas para preservar y proteger los mercados nacionales y regionales del flujo de capital global. Aun así, el modo de producción capitalista se ha extendido ya a todos los rincones del mundo y la «globalización» del comercio y los flujos de capital hace que el concepto de medir una tasa de ganancia mundial sea más realista y discernible.

Mi primer intento de medir una tasa de ganancia mundial fue en un documento en 2012. Una medición adecuada de la tasa de ganancia mundial tendría que sumar todo el capital constante y variable en el mundo y estimar la plusvalía total apropiada por este capital. En ese momento, parecía una tarea imposible. Por tanto, un promedio ponderado de las tasas de beneficio nacionales era la única forma viable de llegar a una cifra.

Ir a Artículo completo