Web quehacer.com.uy
                 



desaparecidos

Contenido General de la Obra | Tomo I | Tomo II | Tomo III | Tomo IV | Tomo V

 
EditRegion4



+ Nuestra América + Martí + Che + Otro mundo es posible + Uruguay + Artigas    

 

+ Aportes
+ Avanzar en Democracia
+ La Verdad. La Ética
+ Democracia
+ El Capitalismo
+ El Libre Comercio
no existe. Ruben López
+
Lucha de clases + Sobre Táctica y Estrategia

+
Humanismo
+ Marx + Engels + Lenin
+
Economía

+ La victoria Electoral - Marisa Battegazzore
+ Que se van se van -
Roxana Rugnit
+ Como llenar una avenida - Aldo 09/11/04
+ Quince años después -
Luis C. Turiansky
+
Periodismo: arma revolucionaria en manos de José Martí - Ariel Lemes

ENTRETELONES DE LA OPERACIÓN MORGAN 
EL DÍA QUE EN URUGUAY QUISIERON ELIMINAR A TODOS LOS COMUNISTAS 

Caras y Caretas


Los archivos de inteligencia de la dictadura -recién ahora conocidos- exhiben con crudeza el operativo de exterminio del PCU iniciado el 20 de octubre de 1975 por parte del OCOA del general Esteban Cristi. Su acción falaz, ruin y traidora debe ser definitivamente extirpada, como debe ser extirpado el cáncer, en bien de la vida", decía en octubre de 1973 el general Luis Forteza, director del Instituto Militar de Estudios Superiores (IMES), al referirse a la acción del comunismo.

Dos meses después, el Partido Comunista (PCU) fue ilegalizado, y su prensa, (El Popular, Crónica) clausurada. El Estado autoritario lanzó varias operaciones represivas, con muchos presos, muertos en la tortura (Aldo Perrini, Nibia Zabalsagaray, Alvaro Balbi) y desaparecidos (José Arpiño Vega). Pero el PCU, que era un partido político de cuadros y de masas, poseía entonces una fuerte inserción social y se mimetizó adoptando nuevas formas organizativas, y de agitación.

El momento de inflexión ocurrió en octubre de 1975. Informes de inteligencia de la dictadura a los que accedieron los autores de la investigación histórica sobre los detenidos desaparecidos - edición de cinco tomos coordinada por Alvaro Rico - revelan que los militares contemplaban la fortaleza del aparato clandestino del PCU y decidieron destruirlo de raíz. Aprovecharon el momento en que se celebraba en Montevideo la 11 Conferencia de Ejércitos Americanos, cuya meta central era aniquilar toda expresión de marxismo leninismo en el mundo.

El 20 de octubre de 1975 las fuerzas represivas uruguayas lanzaron la Operación Morgan, buscando desarticular a un PCU que según la inteligencia militar tenía varias decenas de miles de afiliados (un parte habla de 70 mil), organizados en cinco regionales y 24 seccionales; y una Unión de la Juventud Comunista (ujc) con 1.320 militantes enmarcados en 130 círculos en Montevideo y 30 en el interior. Los comunistas editaban Carta Semanal, con un tiraje de diez mil ejemplares. Seguían las afiliaciones como en tiempos de normalidad democrática, y hasta eran impartidos cursos de formación política. Los organismos de seguridad buscaban también avanzar sobre el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), surgido el año anterior en Buenos Aires. Aunque esto último ocurriría después.
La gigantesca ofensiva tuvo como pivot al Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA) de la División I, a cuyo frente de encontraba el general Esteban Cristi. El Servicio de Información de Defensa (SID, inteligencia militar) era dirigido por el general Amauri Prantl. La Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII, policía política) tenía como principal referente al inspector Víctor Castiglioni Herrera.

PLAN DE EXTERMINIO
El plan de exterminio comenzó el 20 de octubre y se extendió con intensidad creciente - afectando a decenas de miles de uruguayos -hasta junio de 1976. En ocho meses cayeron varias direcciones del PCU, ramas de su aparato clandestino, cientos de sus más importantes dirigentes. Pero en varias ocasiones el PCU se reconstituyó en aquellas complejas condiciones. Esto llevó a oleadas represivas sucesivas, de mayo a setiembre de 1977; febrero y marzo de 1979; fines de 1981 y principios de 1982; y junio de 1983.

El último envión contra los comunistas, relatado por el informe sobre los detenidos-desaparecidos, ocurrió en abril de 1984: el día 15, fueron detenidas diez personas acusadas de pertenecer a la organización en la localidad de San Javier. El 16, uno de ellos murió a raíz de las torturas practicadas en el cuartel de infantería de Fray Bentos: Vladimir Roslik, médico y comunista. El clima de apertura política era por entonces muy grande, y el caso Roslik ganó la calle y se convirtió en símbolo del terrorismo de Estado y de reclamo de nunca más.

La Operación Morgan arrancó el 20 de octubre de 1975 con decenas de presos conducidos encapuchados a dos centros de reclusión (denominados "infiernos") ubicados en la rambla República de México 5515 (Infierno Chico), y Juan Paullier 1190, donde había funcionado hasta 1972 la Cárcel del Pueblo del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T). El 22 fue detenido José Luis Masera, quien en ese momento era secretario general del PCU. Lo sustituyó una dirección formada por Luis Touron, Gerardo Cuesta y Jorge Mazzarovich, después detenido y relevado por Rosario Pietrarroia.

En la madrugada del 2 de noviembre quedó habilitado el llamado 300 Carlos - a partir de entonces eje de todo aquel enorme despliegue represivo -, emplazado en uno (o dos) galpones del Servicio de Material y Armamento (SMA) en los fondos del batallón de Infantería Blindado N° 13, en la avenida de las Instrucciones 1933. En ese predio (ver fotos aéreas) funcionan varios servicios: el SMA, el Servicio de Intendencia "y la brigada de infantería N° 5. A corta distancia del centro represivo fueron hallados los restos de Fernando Miranda, quien era miembro del PCU. También en ese predio habrían sido enterrados trece de los detenidos desaparecidos en Uruguay, dice esta investigación.

DOCUMENTOS REVELADORES
Un documento rotulado como secreto por la OCOA y firmado por el general Cristi, de setiembre de 1976, dice: "El PCU en nuestro país actualmente centraría su accionar en el departamento de Montevideo en base a tres regionales y en el orden de 20 seccionales, además funcionarían dos regionales en la ciudad de Buenos Aires". Agrega que luego de la represión desatada contaría con "menos de mil (afiliados activos) más la ujc y CNT". En un anexo referido a la ujc afirma que actuarían clandestinos unos 200 militantes, que se movilizan en el ámbito sindical y estudiantil, y publicaban el periódico La Chispa.

Haciendo un balance de estas operaciones desplegadas durante ocho meses, la investigación concluye en que implicaron la gradual desarticulación del PCU. "Desbaratar el aparato armado (clandestino), el de propaganda (edición de Carta Semanal) y finanzas fueron objetivos muy importantes para los militares - señalan -. Respecto a este último aparato, la necesidad de encontrar las fuentes de recursos del PCU, desmantelar las empresas montadas con dicha finalidad y sus vínculos con los países socialistas, arrestar a sus responsables y obtener información acerca de cuentas bancarias en el país y en el exterior, así como la existencia de propiedades, vehículos y dinero en efectivo, determinaron, probablemente, el nombre de Morgan, en alusión al clásico pirata".

El 19 de enero de 1976 se exhibió en el Subte Municipal de Montevideo todo el material incautado en las distintas operaciones que había sido mostrado públicamente el 28 de diciembre: una avioneta, dos embarcaciones, imprentas, armas, documentos que daban cuenta de las actividades de este partido. también se exhibieron "más de 58 mil fichas de afiliados". La investigación, tras revisar el archivo de la DNII, es decir de la policía política de aquella época, en su cuartel de la calle Maldonado, considera que estas fichas en realidad rondaban las veinte mil.

En los inicios de 1976, al ser detenido el triunvirato de dirección, asumió este rol León Lev que fue ubicado y apresado en la tercera oleada represiva, la del verano de 1979, según lo consigna un parte interno de la inteligencia militar cuyo director era el general Iván Paulos. Entre 1977 y 1983 el corazón operativo dejó de ser el 300 Carlos, y pasó a La Tablada o base Roberto, un ex hotel erigido en camino Melilla y camino de Las Topas, actual camino de la Redención, donde - entre otros - serían conducidos y desaparecerían: Óscar Tassino, Luis Eduardo Arigón y Óscar Baliñas.


SUCESIVAS DIRECCIONES CLANDESTINAS DEL PCU
El 8 de mayo de 1974 fue detenido Rodney Arismendi, secretario general del PCU, quien vivía clandestino en Pocitos Nuevo, mientras se construía un berretín (escondite) que lo albergaría con mayores niveles de seguridad. En la redada cayó una parte importante del archivo microfilmado de los afiliados del PCU con 20.043 fichas que ocupan seis tomos en el archivo central de la policía política de la dictadura (Dirección Nacional de Información e Inteligencia, DNII), que no registra extrañamente los apellidos que comienzan con las letras L, Ll, M, N, Ñ y O.

Tras la caída de Arismendi asumió la secretaría general Jaime Pérez, que cayó el 24 de octubre en un operativo de la DNII ocurrido en Gabriel Pereira 3206 (Montevideo). Se hizo cargo entonces de la conducción partidaria durante los doce meses venideros el ingeniero José Luis Massera, arrestado el 22 de octubre de 1975, en los inicios de la Operación Morgan. En diciembre, Massera fue internado en el Hospital Militar por una fractura de cadera. A partir de ese momento, el PCU tuvo una dirección central integrada por Luis Tourón, Gerardo Cuestas y Jorge Mazzarovich (que era el secretario general de la Unión de la Juventud Comunista, ujc). Mazzarovich fue apresado en noviembre, siendo sustituido por Rosario Pietrarroia. Este triunvirato reorganizó al PCU en medio del aluvión represivo.

El 12 de enero de 1976 fue detenido Cuestas (quien moriría en prisión el 12 de setiembre de 1981). El 19, cayó Pietrarroia. El 21, Tourón. El PCU reestructuró una vez más su organización clandestina. Asumió la secretaría general León Lev (que era el secretario político de la ujc), quien tres años después fue ubicado junto a otros dirigentes por los Fusileros Navales (Fusna), el 21 de marzo de 1979. Meses antes había sido detenido Adolfo Drescher, secretario de organización del PCU.

La investigación de Presidencia da cuenta de una serie de detenciones de importantes dirigentes del PCU ocurrida a lo largo de 1975: Alberto Altesor (21 de octubre), poco después de haber sido operado del corazón en Buenos Aires por Rene Favaloro; Wladimir Turiansky (28 de octubre) quien era responsable de la prensa del PCU y de la CNT; Eduardo Bleier (29 de octubre), ex responsable de finanzas, y en momentos de su detención, de propaganda; Rita Ibarburu de Suárez (31 de octubre). Bleier es uno de los detenidos desaparecidos de este período. La dictadura nunca reconoció" su aprehensión. La propia Justicia militar requirió su captura el 10 de mayo de 1976. Volver al índice.

Chaves Sosa y Miranda.
Los restos de Ubagesner Chaves Sosa y de Fernando Miranda fueron los únicos encontrados hasta la fecha. Ambos pertenecían al Partido Comunista. Chaves, de 38 años, era obrero metalúrgico y dirigente de la Untmra. Detenido el 28 de mayo de 1976 y conducido a la base aeronáutica. Boiso Lanza, fue torturado y murió entre el 10 y el 11 de junio. Sus restos aparecieron en el año 2005 en una chacra cerca de Pando (Canelones).

Identificado el 24 de enero de 2006, fue sepultado el 14 de marzo en el cementerio del Buceo. Miranda, tenia 56 años, era escribano, profesor de Derecho civil en la Universidad de la República, era secretario de la Junta Electoral de Montevideo, electo por la lista 1001 en 1971, y directivo de la Asociación de Escribano del Uruguay. Fue detenido el 30 de noviembre de 1975, conducido al 300 Carlos, torturado, y tras forcejear con sus custodios recibió un golpe de karate en la nuca que le provocó un desmayo y murió entre el 1 y el 2 de diciembre de 1975. Después de su fallecimiento, las Fuerzas Conjuntas dieron la versión oficial de que había viajado a Buenos Aires. Sus restos fueron ubicados en el propio batallón de Infantería blindado N° 13, muy cerca de su lugar de detención, el 2 de diciembre de 2005. Identificado plenamente el 1 de marzo de 2006, fue sepultado el día 30, en el cementerio de La Teja. Volver al índice.

Detenidos desaparecidos del PCU.

18/4/1974 (I) - José Arpiño Vega (47). Obrero de la construcción. Residía en el Delta del Tigre (San José). Era militante. Estuvo recluido en la base Boiso Lanza. Fecha posible de asesinato: 28 de abril de 1974.

29/10/1975 - Eduardo Bleier. Odontólogo, de 47 años, integraba el Comité Central del pcu. Ex responsable de Finanzas, estaba en Propaganda. Fue llevado al 300 Carlos. Asesinado entre el 1 y el 5 de julio de 1976.

30/10/1975 - Juan Manuel Brieba. Carpintero de 38 años. Fue conducido al 300 Carlos. El asesinato se habría producido el 4 de noviembre de 1975.

15/12/1975 - Carlos Arévalo Arispe. Era un peluquero jubilado de 69 años. Vivía en San Ramón, Canelones. Fue llevado al 300 Carlos. Murió probablemente el 4 de marzo de 1976.

16/12/1975 - Julio Correa. Empleado portuario de 56 años. Era dirigente del Sutma. Fue conducido al 300 Carlos. Su muerte se registró el 18 de diciembre de 1975.

17/12/1975 - Otermin Montes de Oca (45). Trabajó en Conaprole como calderista. Tenía un taller de fabricación de cepillos. Fue llevado al 300 Carlos. Su muerte ocurrió entre el 20 y el 25 de diciembre de 1975.

2/1/1976 - Horacio Gelós Bonilla (32), obrero de la construcción. Vivía en Maldonado. Funcionario del Sunca. Era edil en la Junta Departamental. Fue recluido en el batallón de Ingenieros N° 4 de Laguna del Sauce. El asesinato se concretó posiblemente el 6 de enero de 1976.

29/10/1976 - Julio Escudero Mattos, de 33 años, bancario. Secretario del regional N° I del PCU. Dirigente de AEBU. Fue llevado al 300 Carlos. Lo asesinaron entre el 30 de octubre y el 5 de noviembre de 1976.

13-14/6/1977 - Luis Eduardo Arigón. Empleado de una librería en la Galería del Notariado. Tenía 51 años. Era secretario político del Seccional Sur, y en la clandestinidad del Regional N° 5. Recluido en La Tablada, probablemente fue asesinado el 15 de junio de 1976.
19/7/1977 - Óscar Tassino. Empleado de UTE de 40 años. Era el primer secretario del regional N° 1 del PCU y dirigente de AUTE. Fue llevado a La Tablada. Se estima que su muerte ocurrió el 21 de julio de 1977.

2/1 I /1977 - Amelia Sanjurjo. Empleada de la editorial Mundo Libro, tenía 40 años. Ocupaba la secretaría de organización del Seccional 9 del PCU. Fue conducida a La Tablada y asesinada el 8 de noviembre de 1977.

4/4/1978 - Ever Rodríguez Sanabria. Estudiante de servicio social y actor de 20 años. Era militante de la ujc. Es un caso aún no dilucidado sobre el que prosiguen las investigaciones..

16/9/1981 - Félix Sebastián Ortiz. Tenia45 años. Era empleado en Casa Soler. Secretario de Organización de la departamental de Montevideo del PCU y dirigente de Fueci. Fue conducido a La Tablada. Fecha posible de muerte: 17 de setiembre de 1981. 21 /9/1981 - Antonio Paitta. Obrero de la construcción de 39 años. Era secretario del regional N° 3 del PCU y dirigente del Sunca. Fue llevado a La Tablada. Asesinado probablemente el I de octubre de 1981.

Fines 1981 -Principio de 1982 - Urando Miranda. Auxiliar contable de 38 años. Militaba en la Seccional 20 del PCU. Detenido en la DNII en Maldonado y Paraguay (Montevideo). Es un caso aún no dilucidado.

29/1/1982 - Miguel A. Mato. Era empleado de Funsa. Tenía 29 años. Era militante de la ujc. Recluido en La Tablada. Fecha posible de muerte: 8 de marzo de 1982.

Nota: Las fechas que se indicarían primer lugar son de la detención. En el marco de estas operaciones, el 21 de junio de 1977 fue detenido Óscar Baliñas, un funcionario del BPS de 37 años, que militaba en el Movimiento Popular Unitario del Frente Izquierda de Liberación (FIDEL). Fue conducido a La Tablada. Habría muerto entre el 13 y el 19 de julio de 1977.

Muertos en la tortura durante el operativo.
16/12/1975 - Carlos María Argenta, en el batallón de infantería N° 13 (Montevideo).

16/12/1975 - Rubén Etchebarne, en el batallón de infantería Nº 13 (Montevideo).

5/1/1976 - Julián Basilio López, en el grupo de artillería I, en el Cerro. 21/1 /1976 - Ivo Edison Fernández, en el batallón de Infantería 8 (Paysandú). I [2J 1976 - Óscar Olivera Rossano, en el grupo de artillería N° I, Cerro. ¿13/1976 - N ¡canor Aldabalde, a pocos días de su detención. 14/3/1976 - Nuble Donato Yic, en la Dirección de Información e Inteligencia de la Policía de Montevideo.
3/6/1976 - Humberto Pascaretta, detenido en mayo dé 1976. 13/6/1976 - Silvina Saldaña, en el batallón de Infantería N° 13 (Montevideo).

1/9/1976 - Hilda Delacroix de Ormaechea, detenida el 3 de febrero 1976.

12/12/1976 - Dante Porta Moreira, regimiento de caballería N° 10 de Bella Unión.

16/12/1976-Saúl Fació Soto, regimiento de caballería N° 10 de Bella Unión.

Nota: en 1974 fueron varios los militantes que fallecieron en los interrogatorios, como Aldo Perrini (5 marzo), Ntbia Zabalsagaray (junio). En 1975, antes de la Operación Morgan, murió Alvaro Balbi (29 de julio).

MONTEVIDEO/URUGUAY/27.08.07/COMCOSUR AL DÍA


 

 

 

 

 

 

 

Los árboles y el bosque | A 32 años del Golpe | Historia y los comunistas | MilitantesFrente Amplio